Rocío Sánchez Azuara

Rocío Sánchez Azuara de su hija Daniela: 'Ya no se pudo llegar al trasplante, se complicó todo'

por hola.com

Rocío Sánchez Azuara nunca perdió las esperanzas, sin embargo, respetó la última decisión de su hija Daniela, quien por veinte años luchó contra la enfermedad que padeció: el lupus eritematoso. A más de un mes de su lamentable partida, la conductora de televisión ha ahondado en los detalles del deceso, y ahora ha revelado lo difícil que fue para la joven enfrentarse a su realidad, sobre todo cuando requirió tratamientos médicos muy específicos. Recordemos que en días pasados ella habló en entrevista para el programa Hoy, espacio en el que confesó que fue a la edad de 12 años cuando a Daniela presentó los primeros síntomas de este padecimiento.

Rocío Sánchez AzuaraVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS

Una vez más, Rocío abrió su corazón para revivir parte de esa difícil historia junto a su hija, en específico de aquel instante en que todo comenzó a complicarse. “Hablamos tantas veces acerca del tema y fueron tantos años, veinte, tres meses al final en el hospital en donde todos los días salía algo nuevo y donde no nos quedaba más que orar y tener mucha fe, meditar y pensar positivo para que ella saliera adelante…”, dijo la conductora a las cámaras de Televisa Espectáculos. “Al final ya no lo pudimos conseguir, ya no se pudo llegar al trasplante, se complicó todo y ella en estado bien consciente decidió no más. El día que ella decidió irse se fue, a las pocas horas…”, dijo.

Pero eso no fue todo, Rocío recordó parte de las condiciones físicas por las que atravesó su hija, quien en todo momento permaneció consciente de su circunstancia asumiendo con completa madurez cada una de sus etapas, algo que la distinguió a lo largo del proceso. “Yo no podía verla peor, ella ya se quedó sin caminar, lo único es que estaba lúcida al cien por ciento…”, dijo. Y aunque aquel acontecimiento fue irremediable, la presentadora reconoce que hoy se siente tranquila porque sabe que Daniela está descansando. “No es lo mismo una muerte trágica, perder a un ser querido en un accidente, intempestivamente, un infarto, algo que no te esperas, a algo que vas viendo que puede ser posible. Con toda mi fe y con todo mi amor, con el amor de madre yo deseaba y le pedía a Dios que no fuera así, pero a la vez, voy a ser sincera, yo también pude entregarle a Dios a mi hija… si ella va a estar mejor en otro lado, y descansando, para mí es una bendición…”.

Rocío Sánchez AzuaraVER GALERÍA

Durante su charla con Televisa, Rocío habló de lo difícil que ha sido enfrentar esta pérdida, en específico cuando estando en la intimidad de su hogar salen a flote los recuerdos. “Como madre, Daniela literal nació en mis brazos y murió en mis brazos. Cuando digo murió es porque dejó de existir en este plano físico pero en mi corazón y en mi mente, jamás. Estoy muy en paz, no soy tan fuerte, lloro mucho, la extraño mucho y llego a la casa de todos ustedes y mi casa huele a ella, éramos como una persona ella y yo…”, confesó.

Por ahora, la conductora del programa televisivo La Tercera En Discordia se refugia en sus actividades, enteramente dispuesta a salir adelante y a conservar en un lugar muy especial de su corazón el recuerdo de su hija Daniela. “Mi trabajo no es trabajo, es una gran bendición, es mi misión, yo lo tengo bien claro y he tenido dos prioridades en mi vida: mi familia y mi trabajo y ninguna se contrapone con la otra. Sí ha sido un bálsamo para mí, me nutre mucho, me llena, me distrae de alguna forma de la realidad que tengo, que es ya no tener a mi princesa, a mi muñeca, a la única mujer que tenía…”.

Rocío Sánchez AzuaraVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.