Atala Sarmiento

Conmovida por una sorpresa, Atala Sarmiento narra cómo fueron sus últimos días en México

by hola.com

Los días pasan y Atala Sarmiento se adapta a su nueva vida lejos de México, ahora residiendo en la ciudad de Barcelona junto a su esposo, David Ródenas. Y aunque se trata de un episodio que la llena de motivación, reconoce que este cambio fue una especie de “revolución interna”, pues además tuvo la fortuna de llevarse una grata, -y conmovedora-, sorpresa. Recientemente, la periodista habló de esta circunstancia y de cómo fueron sus últimos días en México, entre la mudanza y los recuerdos que escribió junto a su amado durante el tiempo que habitaron su entrañable hogar.

Atala SarmientoVER GALERÍA

La periodista abrió su corazón recientemente para referirse a este tema, a través de la columna que, como cada semana, escribe en el diario mexicano El Heraldo. “Los últimos días en México, antes de mudarme a Barcelona, fueron una verdadera revolución interna que aún no termino de acomodar…”, comenzó diciendo en el texto que tituló La dirección mágica, para después explicar cómo fue que poco a poco su entorno comenzó a transformarse. “En ese proceso nos íbamos quedando sin muebles, sin adornos, sin lámparas, al grado de no tener ni cubiertos para comer, porque todo estaba en cajas… y quedamos rodeados por las paredes que presenciaron nuestras alegrías y tristezas durante el tiempo que la habitamos…”, dijo.

Ya con la casa a punto de quedar vacía, Atala cuenta que se dispuso a revisar información que le había hecho llegar su esposo, sobre una opción de departamento para habitar en aquella ciudad española, sin imaginarse lo que ocurriría. “Comencé a ver las fotos y me gustaba mucho. Era un piso muy luminoso de techos altos, con todas las características que buscábamos… finalmente puse atención a la dirección del inmueble: Calle Muntaner, número 52”. Tras esta revelación una ola de sentimientos la invadió, pues se llevó la sorpresa de que ese era el domicilio de su bisabuela, y por ende el sitio en el que había vivido su abuelo y en el que había nacido su tía.

Atala SarmientoVER GALERÍA

A tenor de esta sorpresa, Atala recordó que había hecho la promesa a su abuelo de volver algún día a su tierra, por lo que tomó este detalle como una señal de bienvenida. “Era como si él estuviera guiando mis pasos…”, aseguró. Y aunque la periodista asegura que intentaron conocer el que pudo haber sido su nuevo departamento, días después les informaron que ya no estaba disponible. Pero eso no le impidió visitar aquel lugar tan significativo, y hasta aprovechó la oportunidad para tomarse una foto a la entrada de aquel edificio y hasta reveló la imagen en sus redes sociales.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS

Por ahora, Atala disfruta esta nueva etapa de su vida por España, sin dejar de compartir con todos sus fanáticos algunos de los momentos más especiales de esta aventura. Recordemos que semanas atrás también estuvo cobijada por el cariño de sus seres queridos, quienes le rindieron una emotiva despedida.

Atala SarmientoVER GALERÍA