Irina Baeva y Gabriel Soto

Irina Baeva: 'Ambos decidimos iniciar una relación y ahí fue cuando me convertí en un demonio…'

by hola.com

Tras la tempestad, Irina Baeva ha querido compartir una reflexión, así como la importancia de defender su integridad y motivar a otras mujeres a alzar la voz en contra de las injusticias. Con el corazón en la mano, la actriz se mostró transparente compartiendo su historia personal, a través de un video titulado ¡Arriba Eva!, publicado en su recién inaugurado canal de YouTube. En ese espacio, contó lo difícil que fue para ella enfrentar las críticas y los señalamientos a partir del inicio de su relación con Gabriel Soto, ex de Geraldine Bazán, y cómo fue que con el paso de los días se llenó de fortaleza para no darse por vencida.

Irina BaevaVER GALERÍA

Irina expuso sus argumentos en una especie de conferencia, la cual incluyó una introducción en la que retomó aquella historia bíblica apócrifa de quien se dice fue la primera esposa de Adán, una mujer llamada Lilith. Posteriormente, se refirió a cómo comenzó su tormento al destapar su romance, por el cual fue criticada. “Normalmente las mujeres que somos fuertes, las mujeres que luchamos por nuestros derechos y que buscamos la igualdad y la equidad normalmente somos rechazadas y nos convertimos en un diablo para muchos… A mí me pasó desde que yo era muy joven, pero hace poco sucedió algo en mi vida privada que me convirtió en el peor de los demonios, por no haber hecho nada, si les soy sincera…”, dijo al inicio del clip de poco más de veinte minutos.

Y para ahondar en lo difícil que le resultó superar ese episodio, la joven de origen ruso confesó que, de común acuerdo y poniendo por encima la honestidad, tanto ella como Gabriel decidieron comenzar a escribir las primeras páginas de su romance, lo que de inmediato implicó vivir un instante de sentimientos encontrados. “Les comentaba que hace poco sucedió algo en mi vida privada. Yo me enamoré de un hombre separado, quien con honestidad me dijo que lo único que lo unía con su expareja era un papel. Por eso, ambos, ojo, ambos decidimos iniciar una relación y ahí fue cuando, como Lilith, me convertí en un demonio…”, dijo.

Irina Baeva y Gabriel SotoVER GALERÍA

Pero tras dar ese importante paso, Irina no imaginó lo que ocurriría después, una serie de consecuencias y ataques contra su persona que sacaron a flote su lado más vulnerable. Sin embargo, señaló que para Gabriel la situación no fue similar, pues debido a su condición las circunstancias lo colocaron en un sitio privilegiado. “¿Qué pasó con él? Él siguió siendo el mismo hombre, nadie le decía nada y prácticamente no hubo consecuencias para él en el trabajo. En cuanto a mí, yo me convertí en una fácil, en una roba maridos, en una rompe hogares, etc. Hubo consecuencias graves para mí, personales y profesionales. Las personas en redes sociales me insultaban tanto que tuve que bloquear mis comentarios en Instagram, porque esos haters, todas esas personas que dejaban por ahí su comentario lleno de odio, lo que provocaban era algo grave, yo estaba empezando a dudar de quien era yo en realidad, me la estaba creyendo ¿acaso era eso que todos ellos decían?”, contó.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS

Antes de finalizar su charla, y más allá de su faceta como actriz, Irina puso de frente su lado más humano, defendiendo ante todo su integridad, aunque sin ocultar lo sensible que puede llegar a ser frente a la adversidad. “Me enamoré de un hombre maravilloso, que me ama y empecé una relación con él. Pero eso no me hace ser una rompe hogares ni una desalmada. Yo me considero una mujer fuerte, pero que hoy aquí, ante todos ustedes, acepta que le duele, y mucho, cuando piensan de ella cosas que no son…”. Así mismo, destacó que, de toda esta experiencia, el aprendizaje ha sido significativo, pues hoy mira el mundo desde otra perspectiva. “Todas estas cosas que me pasaron y que me siguen pasando, todo eso fue lo que me abrió los ojos y me hizo darme cuenta de lo injustos que somos en realidad, y de la falta de igualdad en el mundo a casusa de los prejuicios, esos prejuicios que día a día nos ponen límites…”, aseguró.

Irina BaevaVER GALERÍA