Guillermo del Toro al recibir su estrella en el Walk of Fame: 'Soy mexicano y soy migrante'

El cineasta aprovechó la ceremonia de develación para pronunciar un poderoso discurso en el que llamó a la unión como antídoto al odio

Por Tania Galván

Por su trabajo en el séptimo arte, Guillermo del Toro consiguió que su nombre se escribiera con letras de oro en la meca del cine donde, en 2018, ganó un Oscar como Mejor Director por la cinta The Shape of Water. A poco más de un año de aquel logró, el tapatío se vuelve a apoderar de Hollywood, esta vez, para develar su estrella en el Paseo de la Fama. Cobijado por grandes personalidades como Lana del Rey, J.J Abrams, entre otras personalidades que se sumaron a esta fiesta en la que el mexicano fue el protagonista.

VER GALERÍA

Echando mano de su simpatía y elocuencia, Guillermo utilizó este evento, no sólo para agradecer la distinción, también para transmitir un poderoso mensaje en el que se reconoció migrante y recordó aquella época en la que, como muchos de nuestros paisanos, viajó a Estados Unidos con una maleta llena de sueños en busca del llamado american dream.

Del Toro no quiso perder la oportunidad de enviar un mensaje de unión e inclusión en el que la “división” no sea una opción: “En estos momentos vivimos con mucho miedo y muy divididos, porque para eso se usa el miedo, se usa para dividir. Se usa para decirnos que somos diferentes, que no debemos confiar los unos en los otros, estas mentiras hacen más fácil nuestro control y nos provocan odio, pero el antídoto es unirnos. Como mexicano recibir esta estrella es un reconocimiento y ningún reconocimiento ahora mismo debe ser banal o simple. Es muy importante que esté sucediendo ahora mismo”.

VER GALERÍA

“Puedo decirles a todos los migrantes de todas las naciones, que deberían creer en las posibilidades y no en los obstáculos, no crean en las mentiras que se dicen de nosotros, crean en las historias que llevan dentro, crean en que todos podemos hacer la diferencia (…) todos podemos contribuir al arte, a la técnica y al mundo de nuestra propia manera”, comentó.

MÁS NOTAS RELACIONADAS

VER GALERÍA

En medio de la ovación de los cientos de fanáticos que se reunieron en torno a su estrella, el cineasta dijo: “¡Soy mexicano y soy migrante!”, provocando la euforia de los presentes que conectaron con cada palabra que dijo durante su discurso. Al develar la estrella, Guillermo posó al lado de sus invitados para, luego, recibir una bandera de México, momento en el que el director se hincó para estar más cerca de su estrella y posar con ella, la ondeó y por último la beso en muestra de amor y respeto: “¡Viva México!”, le gritó alguien de entre la multitud, a lo que el dijo orgulloso: “¡Qué viva, caramba!”.