edith-hija-constanza

La hija de Edith González podría haber quedado bajo la custodia de su padre

De acuerdo con un documento, firmado por Víctor Manuel González, Santiago Creel y Lorenzo Lazo, viudo de la actriz

by Tania Galván

Tras el sensible fallecimiento de Edith González, el pasado 13 de junio, la familia de la actriz había preferido mantener en privado la información relacionada con la custodia de su única hija, quien el próximo 15 de agosto cumplirá 15 años de edad. Aunque en un primer momento los medios habían insinuado que sería Víctor Manuel González, hermano de la actriz, quien se habría cargo de la menor, se ha dado a conocer un documento en el que está establecido que la niña habría quedado bajo la tutela de su papá biológico, Santiago Creel.

edith-hija-constanza2VER GALERÍA

De acuerdo con el documento, publicado por Univisión, la familia tomó esta decisión en común acuerdo, pues está firmado por Víctor Manuel González, Santiago Creel y Lorenzo Lazo, viudo de la actriz y con quien la joven vivía hasta el momento del fallecimiento de su mamá. Aunque no se revelaron más detalles sobre la situación se dice que la niña estará bajo el cuidado del político, a quien vimos muy cercano a ella durante los servicios funerarios de su mamá.

Se sabe que la familia quiso hacer público este documento luego de que una publicación de circulación nacional asegurara que Lorenzo Lazo, viudo de la actriz, estaría solicitando la custodia, información que hoy sabemos es completamente falsa. Las partes involucradas quisieron dejar claro que, tras la muerte de Edith, las decisiones se han tomado en cordialidad.

edith-hija-constanzaVER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS

Aunque la joven ha vivido el duelo por la muerte de su mamá completamente alejada de los reflectores, a través de una carta, leída por su tío Víctor Manuel en el programa Ventaneando, se despidió públicamente de la actriz a quien describió como: “Mi mamá fue una persona formidable, era una excelente madre, nunca tomó como excusa su trabajo para no serlo. De pequeña, me recuerdo que sin importar que tan tarde o cansada llegara de trabajar siempre me daba un beso y, a la mañana siguiente, no le importaba que la levantara a las 6 de la mañana para jugar”.

edith-esposoVER GALERÍA