Verónica Castro

Verónica Castro revela por qué aceptó regresar a Televisa, aunque su nombre sonaba para 'La Voz'

por hola.com

El regreso de Verónica Castro a Televisa es un hecho, aunque se manejó que habría podido incorporarse a las filas de TV Azteca. Tras varios años de ausencia en esa empresa, la actriz ha confirmado que está lista para asumir un nuevo reto que implicará su reaparición en la pantalla chica, ahora como conductora del programa televisivo Pequeños Gigantes. Si bien analizó con detalle la propuesta, al final aceptó entusiasmada la invitación del productor Rubén Galindo, a quien le expresó sus inquietudes sobre la nueva etapa en la que está dispuesta a disfrutar al máximo y a entregar lo mejor de sí misma. Por supuesto, afirma que de su faceta como abuela ha adquirido la mayor de las experiencias para tratar con niños, una circunstancia de la que se siente plenamente orgullosa.

Verónica CastroVER GALERÍA

La estrella, recordó cómo fue que semanas atrás tuvo este extraordinario ofrecimiento por el cual se siente enteramente agradecida. “Me habló Rubén que quería hablar conmigo y dije: ‘Sí, claro’… no sabía que era para una propuesta de trabajo. Me comentó: ‘Fíjate que voy a volver a hacer Pequeños Gigantes’ y le dije: ‘¡Me encanta ese programa!’ A mí los niños me derriten, además en este momento más todavía porque ando abueleando...”, comentó en entrevista telefónica al programa de radio de Javier Poza, en Radio Fórmula.

Verónica ahondó en sus declaraciones y aseguró que desde el primer instante la comunicación fue favorable por cómo se le hizo esta invitación. “Me gustó mucho cómo me lo propuso, me dijo: ‘Vas a estar ahí, quiero que seas parte, que hables con un niño’. Ser parte de lo que va a ser el talento de aquí a 20 años, o 15 o 10 o 40 y que una criatura de esas llegue a ser importantísimo para mí si se llega a realizar…”, agregó en el espacio antes citado. La actriz también se sinceró sobre las expectativas que tiene para esta aventura que se suma a su gran trayectoria frente a las cámaras. “La verdad como le dije a él: ‘Pues no siento que vaya a ser un trabajo para mí, más bien es ir a disfrutar’, pero sí me gustaría mover cosas, estoy con ganas de regalar, de dar, de ofrecer de que la gente sienta que estoy ahí, y si las criaturas me dan la bienvenida voy a ser la más feliz…”, confesó.

Verónica CastroVER GALERÍA

En días pasados también se dijo que Verónica era requerida por Tv Azteca para la conducción de La Voz, una versión que ella misma confirmó, aunque explicó por qué no aceptó esa propuesta. “Sí, estuve con Alberto Ciurana y con Sandrita, fueron muy amables también, me llevaron a cenar y me ofrecieron eso, (La Voz). Lo que pasa es que a ellos se les complicaba un poco más, estaban llevando apenas la idea de esto y se estaban tardando, entonces no podían resolver ni cuánto, ni cuándo, ni dónde ni qué… Ya después, justo el día que veo a Rubén me dijo: ‘Empezamos tal día y  esto es así’. A los 20 minutos me llama Sandra y me dice: ‘Vero, ya tenemos la respuesta’". De inmediato, ella contestó: "‘Ya no se puede, porque ya di el ok'. No puedo estar jugando con la gente… ya no es conveniencia, es el gusto de hacer las cosas y sí disfrutaría mucho a los niños”.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS

Verónica CastroVER GALERÍA

Desde 2009 Verónica Castro no se incorporaba a las filas de Televisa, empresa que la vio surgir como estrella en décadas pasadas. Ese año trabajó en la producción de los Exitosos Pérez y desde ese entonces su regreso a la televisora era incierto. Sin embargo, aceptar el reto de conducir Pequeños Gigantes también se vio motivado por otra circunstancia. “Es increíble trabajar para ellos (los niños) es que no es un trabajo, es como compartir la emoción, muy extraña. A los niños se les salen las palabras y las emociones de una manera muy natural que es lo que no permitimos nosotros que nos pase. Ojalá que salga algo bonito y a ver qué Dios dice…”, contó. En ese espacio recordó cómo es la convivencia con su nieta Rafaela, quien la llena de ilusiones con su espontaneidad y las cosas que le dice, como cuando le pregunta sobre sus pestañas postizas.