Elizabeth Álvarez celebra las fiestas con nueva foto de sus mellizos y asegura son ‘idénticos’ a Jorge

Con motivo de la Navidad, los actores posaron con sus mellizos quienes el pasado 2 de diciembre celebraron su cumpleaños número 3

Por Tania Galván

No hay duda, los genes de Jorge Salinas predominaron en sus hijos menores Máxima y León, los mellizos que tiene con Elizabeth Álvarez y quienes llegaron como un “torbellino” de amor a casa de la pareja. Como suele ocurrir en cada fecha festiva, la actriz quiso compartir con sus seguidores en redes sociales un retrato familiar alusivo a la época decembrina. “Felices fiestas 2018”, es la leyenda que Álvarez eligió para acompañar esta entrañable imagen en la que llama la atención cuánto han crecido los hijos de la pareja.

VER GALERÍA

Vestidos muy elegantes, Elizabeth, Máxima, Jorge y León posaron muy sonrientes para este recuerdo familiar. Provocando la reacción de más de 10 mil de sus seguidores en redes sociales, quienes centraron su atención en el enorme parecido que los niños tiene con su papá. Sobre este tema, recientemente, Elizabeth habló con la prensa asegurando que sí, sus hijos son “idénticos” al actor.

Aunque reconoció que sus hijos heredaron la mayor parte de rasgos físicos con su esposo, confesó que en personalidad son muy diferentes: “Ya vieron que son igualitos (a su papá), son idénticos y de carácter están como combinaditos, están mezcladitos de los dos. Uno es muy tierno, la otra es muy extrovertida y luego al revés, hay momentos en los que se cambian, porque como lo que no hace uno, lo hace el otro y al revés, así se la pasan”, declaró la actriz a Mezcal TV.

VER GALERÍA

Diciembre es un mes muy especial en el hogar de Elizabeth y Jorge, además de la época decembrina, el pasado día 2 celebraron los 3 años de sus pequeños, para quienes prepararon una fiesta de ensueño en la que hubo dos temáticas: para Máxima de la cinta Fronzen y para León de la película Cars.

MÁS NOTAS RELACIONADAS

VER GALERÍA

Aunque esta es la tercera Navidad que los mellizos, esta fue una de las más especiales por su tierna edad. Como nunca antes, los hermanitos participaron en la decoración del arbolito, pero sobre todo en el espíritu navideño, ese que llama a la unión familiar y que los Salinas Álvarez disfrutaron al máximo.