Kailani ¡ya gatea! Aislinn Derbez, feliz con esta nueva etapa de su bebé

La hija mayor de Eugenio Derbez compartió con sus seguidores de Instagram del momento en el que su bebé gatea por primera ocasión

Por Tania Galván

El pasado 25 de octubre, Kailani Ochmann Derbez cumplió ocho meses de edad. El crecimiento de la bebé es notable y el cambio en sus actividades también. A sólo unos días de haber regresado a Los Ángeles, luego de una temporada en México, donde Aislinn Derbez se encontraba trabajando, la actriz recibió un lindo regalo de su hija ¡ya gatea!

VER GALERÍA

Emocionada por ver este logro de su bebé, la primogénita de Eugenio Derbez compartió varias historias en Instagram donde se ve, muy divertida a la pequeña Kai dando su primer recorrido a gatas. “Primera vez que gatea”, escribió Aislinn con dos emojis, uno con ojos de corazón y otro con lágrimas, figuras con las que intentó transmitir la gran emoción que le provocó el momento.

Durante su estancia en México, Aislinn compartió con sus seguidores en Instagram su visita al Centrocrecemx, donde Kailani disfrutó de unas sesiones con la terapeuta de neurodesarrollo, Juduth Amon Kanan, quien le dio a la actriz algunos tips para que su bebé se animara a gatear y, en tiempo récord, lo consiguió. En el breve clip, se escucha a la bebé balbuceando muy entusiasmada mientras, una emocionada Aislinn, dice: “¡Bravo, muy bien, eso!”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Judith Amon Kanan (@judithamon) el

Emocionada, la esposa de Mauricio Ochmann etiquetó en dicha publicación a la especialista, quien también celebró el logro de la bebé y resaltó la importancia de gatear, una actividad que asegura, todos los pequeños pueden y deber realizar ya que "aporta múltiples beneficios a nivel física, emocional y neurológico”.

MÁS NOTAS RELACIONADAS

VER GALERÍA

Días antes de sorprender a su mamá gateando, Kailani se convirtió en la más tierna integrante de una divertida excursión, realizada por sus papás y un grupo de amigos a las montañas de Vail, en Colorado, sitio que se convirtió en el mejor escenario para las fotos familiares más entrañables.