salma-mexico

Salma Hayek: ‘No importa cuántas culturas pasen por mis venas, México siempre está en mi corazón’

Conmovida por el movimiento de unión que se vivió hace un año en nuestro país, tras el terremoto del 19 de septiembre, la actriz escribió un texto dedicado a la tierra que la vio nacer

by Tania Galván

Han pasado ya 27 años desde que Salma Hayek hizo sus maletas y se mudó a Hollywood en busca del sueño americano. Tras conseguir su objetivo y convertirse en una de las mexicanas más conocidas a nivel mundial, la actriz hizo una pausa y, a través de una carta, expresó todo lo que significa nuestro país para ella. Conmovida por la reacción que hace un año el pueblo mexicano tuvo ante el terremoto del 19 de septiembre, Hayek se sintió inspirada para redactar un texto en el que resalta el espíritu solidario que poseen los habitantes de este país.

salma-mexicoVER GALERÍA

Aunque tiene casi tres década que Salma no reside aquí, ella asegura que las memorias que tiene de Veracruz y en general del país las lleva en el alma: “Quizá porque en México aprendí a amar, sentí por primera vez el mar, el sol, donde mis ojos descubrieron mi primer atardecer. Quizá porque México entre tantas cosas me enseñó a soñar. O como diría el poeta Joan Manuel Serrat “quizá porque mi niñez sigue jugando en sus playas”. No importa cuántas historias y culturas pasen por mis venas, ni en cuántos países viva o qué tan lejos me vaya, a México siempre lo llevo en el corazón”.

Luego de declarar su amor a México, Hayek recordó su experiencia al vivir en carne propia un terremoto en nuestro suelo: “El 19 de septiembre de 1985, en la Ciudad de México, me tocó vivir las consecuencias del temblor que trágicamente nos quitó tanto. A pesar del dolor y del gran sentido de solidaridad que nos impulsó a unirnos y a trabajar juntos, después de treinta años seguían en pie algunos de los campamentos temporales, donde cientos de damnificados vivían esperando un hogar. Entre las múltiples historias de este triste limbo están las de los niños —y los niños de esos niños— que ahí nacieron, crecieron y vieron morir a sus padres. Permanecieron en diminutas chozas de lámina, hasta que en 2015 desaparecieron los campamentos como para intentar borrar una evidente herida en la ciudad y, con ello, las últimas gotas de esperanza de sus víctimas”.

salma-mexico1VER GALERÍA

Tras narrar su experiencia con un suceso de esta naturaleza, Hayek narró cómo fue su reacción al enterarse que hace un año, el suelo y los corazones de los mexicanos se volvieron a sacudir: “El 19 de septiembre de 2017 recibí la noticia de que nuestra tierra volvió a temblar, devastando nuevamente a mi adorado México. Aún con el corazón roto por las víctimas, me llené de orgullo al ver que, una vez más, mis compatriotas se unieron y salieron a salvar vidas y dar refugio a quienes lo perdieron todo. Este espíritu de lucha, que nos caracteriza, inspiró al mundo entero, especialmente a los mexicanos que vivimos en el extranjero”, explicó.

MÁS NOTAS RELACIONADAS

salma-mexico2VER GALERÍA

El resto del texto Salma lo dedicó a explicar cómo ha contribuido ella y varias organizaciones unieron fuerzas para ayudar a los miles de damnificados que dejó el desastre natural. Aunque sabe que a un año de la tragedia, falta mucho por hacer,  su convicción y determinación la tienen convencida de que pronto los ciudadanos, todavía afectados, ya no lo sean: “Hoy tengo el sueño de que ningún damnificado quede desamparado y de que la gran bondad de los mexicanos sea la característica que nos defina. Quizá porque cuando uno se aleja de lo que ama tiende a valorarlo más, incluso a idealizarlo, nunca perderé la esperanza de un México mejor”, finalizó.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.