ines-villa

Inés Gómez Mont agradece, con su hija María en brazos, a la Virgen de Guadalupe

Ayer por la tarde, la conductora compartió que tras ir al pediatra y cerciorarse que su bebé está sana, decidió que su primera salida fuera a la Villa

by Tania Galván

Para Inés Gómez Mont no hay devoción más grande que la que le profesa a la Virgen de Guadalupe, así que tenía muy claro que la primera salida de su sexta hija, María, sería a la Basílica. Tal como se lo prometió y, como lo ha hecho con sus cinco hijos mayores, ayer por la tarde, luego de visitar al pediatra para que revisara a la recién nacida, la conductora y su hija mayor, Inesita, llevaron a la bebé a conocer el recinto religioso.

ines-villaVER GALERÍA

A través de su cuenta de Instagram, Inés Gómez Mont compartió varias imágenes de ella y sus hijas en la Basílica: “Como se lo prometí, su primer salida sería a la Villa a conocer a Nuestro Señor y a nuestra Virgencita de Guadalupe”, escribió en el álbum donde compartió los momentos más especiales de esta visita.

La conductora publicó algunas imágenes, con su bebé en brazos, observando la imponente imagen de la Virgen de Guadalupe. Fue en este mismo lugar donde, en enero pasado, la ojiazul agradeció por la noticia de la espera de María, de hecho, cuando lo anunció aseguró que fue La Virgen Morena quien le envió la gran bendición de tener un sexto hijo: “Hoy visitando a mi Virgencita para agradecerle la llegada de mi bebita. Sé que ella me la mandó”, escribió en aquella ocasión.

ines-villa2VER GALERÍA

Feliz porque su bebé nació en perfecto estado de salud, la conductora no dudó en refrendar su fe. Esta no es la primera ocasión que Gómez Mont recurre a su devoción para agradecer por las cosas buenas que ocurren en su vida. Fue en la Basílica donde la vimos dar gracias tras salir airosa de la delicada intervención cerebral a la que se sometió a principios de 2017.

MÁS NOTAS RELACIONADAS

ines-villa3VER GALERÍA

También recurrió a su fe por la Virgen de Guadalupe a quien encomendó a sus triates, Diego, Bruno y Javier, cuando nacieron, pues recordemos que los bebés fueron prematuros y tuvieron que permanecer en el hospital tras su nacimiento. Gracias a los cuidados de los médicos y a la enorme devoción de la conductora que los niños fueron de dados de alta tras llegar al peso indicado para vivir en casa con su mamá.