ines-princesa

Inés Gómez Mont comparte el esperado encuentro de sus 'princesas': Inesita y María

Inesita no podía esperar para conocer a quien se convertirá en su gran cómplice de vida

by Tania Galván

Una de las razones por las que Inés Gómez Mont buscó a su sexta hija, fue debido a que su primogénita, Inesita, siempre le pidió una compañera de juego. Aunque lleva una excelente relación con sus hermanos menores, a la hija de la conductora siempre le ha hecho falta una cómplice, deseo que se acaba de volver realidad con el nacimiento de María. Emocionada por ver cristalizado uno de sus sueños más grandes, ayer, la orgullosa mamá de estas “princesas” presumió su primer encuentro.

ines-princesa2VER GALERÍA

Como se lo prometió a su más de un millón de seguidores en Instagram, Gómez Mont compartió varias fotos de la visita que le hicieron sus hijos al hospital. Este encuentro se tornó muy especial, no sólo por el hecho de que todos los niños estaban felices de poder conocer a su hermanita, sino porque Inesita no cabía de la emoción por tener entre sus brazos a la compañera de vida que siempre había pedido.

“Mis dos princesas”, fue el título que Inés eligió para una foto en la que aparece cargando a la recién nacida, mientras mira con mucha emoción a su primogénita, que sin duda, es la más feliz de la casa. La niña, de 8 años de edad, demostró que después de entrenar con Javier, Bruno, Diego y Bosco, ya es una maestra a la hora de desempeñar su papel de hermana mayor y, con el cuidado que requiere un recién nacido, cargó a María.

ines-princesa3VER GALERÍA

Al tenerla entre sus brazos, Inés no pudo evitar darle un tierno beso en la frente. Feliz al ver el click inmediato entre sus dos hijas Inés captó el momento que no dudó en compartir con sus fans: “Hermana mayor orgullosa”, escribió sobre la imagen que publicó en una story.

MÁS NOTAS RELACIONADAS

ines-princesaVER GALERÍA

Además del esperado encuentro entre Inesita y María, la conductora también compartir fotos de todos sus hijos al lado de la bebé. Como suele pasar en casa, cada uno, hizo su mejor pose, pero sin duda, la que más llamó la atención fue la del pequeño Bosco que, feliz cargó a la bebé mientras ella esbozó una discreta sonrisas, como si el niño le hubiera contagiado su ánimo.