La dura realidad por la que Angelina Jolie comenzó a trabajar como actriz

Por Javier Garibay

Detrás de la gran estrella en la que se ha convertido Angelina Jolie, hay una historia de vida conmovedora, la cual revela y da explicación a las fuertes razones que la motivaron a convertirse en actriz. El gran amor que tuvo por su fallecida madre, Marcheline Bertrand, fue y ha sido el motivo por el cual ha tomado firmes decisiones a lo largo de todos estos años, y su gran salto a la pantalla grande hace ya varios años tampoco fue la excepción.

VER GALERÍA

De aquellos años en que empezó a actuar, Angelina recuerda que una de sus principales intenciones fue la de apoyar a su madre, fue así como la actuación, según sus palabras, se convirtió en un medio para alcanzar un fin. “Era una trabajo (la actuación) y yo quería ayudar a mi madre a pagar las cuentas. Era un trabajo creativo, algo que daba la posibilidad de explorar diferentes momentos en una historia, personas diferentes, diferentes facetas de ti mismo, aprender diferentes habilidades…”, dijo en entrevista para The Hollywood Reporter.

Pero con el paso de los años ha logrado puntualizar en sus reflexiones. Mirando hacia atrás recuerda cuando en sus inicios tuvo que lidiar con circunstancias que derivaron de la fama. “Eres joven y no sabes exactamente quién eres, tienes un micrófono enfrente de tu rostro y tienes 17 y 18 años, la gente pide tus opiniones y todavía no estás preparado”, rememoró la oscarizada actriz durante su charla.

VER GALERÍA

En la década de los 90, Angelina tomó la decisión de hacer una pausa en su carrera como actriz e ingresó a la universidad en la ciudad de Nueva York. “Estaba preparada para tener una vida diferente… había hecho lo que todos decían que debía hacer: convertirme en actriz. Esto es lo que te hace feliz, ¿cierto? Me sentía miserable. Era infeliz”, señaló. Posteriomente, enfocada en su profesión, obtuvo sus primeros logros, un Oscar por su trabajo en la cinta Girl Interrupted, del año 1999.  

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS

En su tránsito por la industria del cine, Angelina ha descubierto que sus habilidades van más allá de la actuación. En el terreno de la dirección ha destacado con éxito, privilegio que ahora comparte con sus amados hijos. Para ella, la maternidad es una de las cosas más importantes, no solo por tener el privilegio de vivir esta circunstancia, también por la historia que ella misma logró forjar con su madre. “Daría cualquier cosa porque ella estuviera conmigo en este momento. La he necesitado. A menudo hablo con ella en mi mente y trato de pensar qué me diría y cómo podría guiarme”, compartió para una entrevista concedida a la edición francesa de Elle apenas en mayo pasado.

VER GALERÍA