Andrea Legarreta desmiente con humor los rumores de crisis con Erik

La conductora habló de la ola de especulaciones que apuntaban a una crisis matrimonial. Acostumbrada a aclarar este tipo de señalamientos aseguró su relación se encuentra bien

Por Tania Galván

Tiene toda una vida en el medio así que de alguna forma está acostumbrada a lidiar con los rumores en torno a su vida profesional y personal. Después de tantos años frente a la cámara, Andrea Legarreta ha aprendido a hacer frente a los rumores que merecen la pena aclarar. Tan sincera como siempre, la esposa de Erik Rubín respondió sonriente a las especulaciones que apuntaban a una crisis matrimonial. Clara de que todas las parejas tienen problemas aseguró que aunque han atravesado por momentos difíciles su relación sigue firme.

VER GALERÍA

Acostumbra también a los señalamientos entorno a su vida personal, Legarreta reconoció que el rumor de divorcio se suma a la larga lista de ocasiones que la han separado del integrante de Timbiriche: “Nos divorciaron ya desde el primer mes de casados, entonces ya la verdad es que, ¿qué te digo? Alguien me mandó una información que decía algo como que yo no había ido a la alfombra roja de las Lunas, que no lo había acompañado y que las niñas sí. Puras mentiras, las niñas no fueron a las Lunas nunca vamos a ninguno de esos eventos, en realidad nunca vamos, él entra por otra zona… son ganas de inventar”, comentó a Ventaneando.

Consciente de que todas las parejas atraviesan por momentos de prueba, dejó claro que justo en este momento su matrimonio se encuentra bien: “Lo he dicho una y mil veces, gracias a Dios hoy por hoy vamos al mismo camino todavía, o sea, ninguna pareja, ni ninguna relación en el mundo laboral, de amistad o de pareja, está segura al 100% que van a funcionar toda la vida, pero hoy por hoy no es nuestro caso”.

VER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS

El pasado fin de semana, Andrea y las niñas viajaron a Mérida para acompañar a Erik a uno de sus conciertos como parte de la gira de Timbiriche. Aprovechando el viaje, la familia pasó unos días en Uxmal: “Lo acompañamos, estuvimos con él, las niñas gozando. El fin de semana él se las llevó por él, por ejemplo, se las llevó a tres conciertos que tuvieron allá, yo me quedé a checar unas cosas de un negocio que tenemos de un centro de ejercicio, que el sábado a fuerza teníamos que hacer esa inauguración. Pero te digo la verdad, eso es algo que no me quita el sueño”, finalizó.

VER GALERÍA