diego-primer-dia

Entre lágrimas, Ariadne Díaz presume el primer día de clases de su hijo Diego

Aunque la actriz se conmovió, su hijo se mostró feliz de comenzar esta nueva etapa ante la que mostró mucha emoción

por Tania Galván

Entre lágrimas y risas, esta mañana Ariadne Díaz y el pequeño Diego protagonizaron uno de los momentos más lindos en su historia como madre e hijo. A través de la cuenta de Instagram del niño, la actriz compartió el instante exacto en que tuvo que separarse de su bebé para que él viviera su primer día de escuela. En el clip, se ve como la actriz intenta prolongar el momento, mientras su hijo está impaciente por entrar a la clase.

Aunque en el clip la actriz no aparece llorando, gracias al texto que acompañó la grabación pudimos saber que no pudo resistir el sentimiento: “Mi primer día en la escuelita, mi mamá lloró un poquito, pero mi papá la abrazó y yo me quedé feliz jugando con otros niños”, se lee como título de la publicación que ha alcanzado más de 100 mil likes a sólo unas horas de haberse compartido.

En el clip aparece Ariadne sosteniendo a Diego mientras el bebé no puede esperar a entrar, al ver la actitud de su hijo, la actriz comenta: “No, bueno ya le urge que lo suelte”. En cuanto Diego pisó el suelo corrió al jardín de la escuela para comenzar a socializar.

diego-primer-dia1VER GALERÍA

Apenas en mayo pasado, Ariadne y Marcus celebraran el primer cumpleaños del niño y, ahora, lo despiden en la escuela, vaya que Bam bam, como le llama su papá de cariño, va muy bien en su desarrollo. Y sin bien, es muy pequeño para asistir a la escuela como tal, la actriz ha decidido que un par de horas en clases para bebés no le caerían mal para que comience a interactuar con otros niños.

MÁS NOTAS RELACIONADAS

diego-primer-diaVER GALERÍA

Cabe mencionar que el niño no necesita ayuda para socializar, pues es tanto su ángel que siempre se acaba robando la atención de todos a su paso, así nos lo reveló su mamá en la edición de la semana pasada de ¡HOLA! México, donde posó al lado de su familia en el bautizo de Diego. Según contó Ariadne, durante la celebración, el bebé se convirtió en el alma de la fiesta.