¡Cascarita con mamá! Inés Goméz Mont y su divertido partido de fut con sus hijos

La conductora compartió fotos y videos del divertido encuentro que protagonizó con sus hijos y con un grupo de amiguitos

Por Tania Galván

Ser mamá de cinco no es tarea fácil y mantenerlos entretenidos menos. Convertida en una niña de la edad de sus trillizos, Inés Gómez Mont dio lecciones de futbol al convertirse en la jugadora estrella de la cascarita que se armó en su jardín, entre sus hijos y un grupo de amiguitos que los visitaron ayer. Como suele hacer con los eventos más divertidos de su día a día, la conductora utilizó su cuenta de Instagram para compartir los mejores momentos de este encuentro.

VER GALERÍA

En su look más casual, pero con un toque de glamour, con una sudadera de la firma Pinko -que tiene un valor de poco más de 4 500 pesos- , Inés sacó el crack que lleva dentro y consiguió el primer tanto para el equipo de sus “pulgas”, como les dice de cariño a sus trillizos. Divertidísima, Inés se concentró y logró meter un gol que hizo que la emoción se fuera al cielo y el festejo terminara con un abrazo grupal en el césped. “¿Qué tal juego futbol? Jajaja acabé con los chamacos”, escribió la conductora como título del video donde se le ve entregada al partido.

Aseguró que aunque no lo aparenta es muy buena para este deporte, incluso tiene sus mañitas, que saca a relucir a la hora de conseguir el balón: “Aunque no lo crean soy buena para el fut jajaja (hasta gandalla)”, escribió como pie de foto de otra imagen en la que se le ve quitándole el balón a uno de sus hijos. Según contó, sus habilidades futbolísticas las adquirió gracias a su maestro Víctor Álvarez, su esposo.

 

Una publicación compartida de Ines Gomez Mont (@inesgomezmont) el

Aunque para la cascarita se requirió menos jugadores, Inés no perdió la oportunidad de posar para la tradicional foto previa a un encuentro. Así con su "selección" en casa, la conductora hizo que sus hijos vivieran al máximo la pasión del futbol.

MÁS NOTAS RELACIONADAS

VER GALERÍA

El hecho de tener cuatro hijos varones la ha orillado a desarrollar este tipo de actividades que los niños adoran, pero no olvida la coquetería ni los juegos de niñas, pues también tiene con quien explotar su lado más femenino: con su hija Inés. Mientras con sus pulgas se divierte con el futbol, con su “princesa”, como le dice que cariño, se convierte en una niña más a la hora de jugar a las muñecas a la hora del té o simplemente para posar divertidas para Snapchat.