Más sincera que nunca, Inés Gómez Mont reconoce: 'Tengo millones de defectos'

La conductora organizó un ciber festejo por haber llegado al millón de seguidores en Instagram. A manera de agradecimientos, reconoció ser imperfecta

Por Tania Galván

Si bien físicamente,  Inés Gomez Mont parece una mujer perfecta, la conductora abre su corazón y celebra con su comunidad de un millón de seguidores en Instagram sus defectos. Emocionada por haber llegado a esta cifra, en esta importante red social, la ojiazul se sinceró y habló sobre sus publicaciones, que asegura en ocasiones le preguntan si son reales, pues para muchos tanta felicidad no puede ser posible. Ante los cuestionamientos de sus fans, aseguró que claro que no todo en su vida es color de rosa y que es tan normal como cualquiera, con momentos muy buenos y unos no tanto.

VER GALERÍA

“Jamás subiría mentiras pero también tengo millones de defectos, sólo que no subo cuando estoy regañando a los niños o neurótica o discutiendo con mi esposo, no porque no quiera mostrar esa faceta, (también real en mi vida), sino porque nadie se atreve a sacar un teléfono y grabarme jajaja”. En este tono sincero, Inés fue más allá y aseguró que como cualquier mamá trabajadora tiene que lidiar con algunos sentimientos de culpabilidad: “Pero sí quiero ser honesta. Tengo millones de defectos, también cargo con culpas como cualquier mamá, también he cometido mil errores, eso me hace humana, pero eso sí, soy muy feliz y eso depende solo de mí y de qué actitud quiero tomar sobre mi vida, he aprendido a levantarme cuando me caigo, he aprendido a poner a las personas en el lugar que les corresponde de mi vida, he aprendido a perdonar y a no guardar rencores”, escribió en otro fragmento del extenso texto que acompañó su ciber-festejo.

VER GALERÍA

Después de enlistar sus aprendizajes de la vida, Inés quiso finalizar este escrito reconociéndose tal cuál es: “Soy humana, estoy viva, sana, soy imperfecta, pero eso sí, muy entregada en mis proyectos de vida y el primero es mi familia, también tenerlos a ustedes y abrirles las puertas de mi vida y mi corazón, son parte hermosa de esta aventura y cada momento que  les comparto lo hago con muchísimo amor. Gracias por acompañarme en mis locuras, por estar conmigo y los míos todos los días. Pero de todo este camino, lo más importante que he aprendido, es a jamás soltar al mano de Dios. Dios los y las bendiga siempre”, finalizó.

MÁS NOTAS RELACIONADAS

VER GALERÍA

Pero el agradecimiento no terminó ahí, rodeada de su squad de lujo, Inés organizó una improvisada foto con divertidos globos con los que toda la familia festejó el millón de seguidores de la conductora. Para la imagen toda la familia utilizó unas divertidas mascaras de emoticones, con las que posaron, bueno, a excepción de Bosco, quien aprovechando la distracción de todos se la quitó y apareció con su tierna carita.