leo-nina-orlando

Leonardo DiCaprio y Nina Agdal alcanzan a Orlando Bloom en sus vacaciones por St. Barts

por Silvana Becerra Tavano

Después de haber terminado su relación con Katy Perry, Orlando Bloom decidió darse unas merecidas vacaciones en las hermosas islas del Caribe a las cuales ha viajado a bordo de un yate privado. La semana pasada, el actor británico recibió a la mitad de su viaje, la compañía de Leonardo DiCaprio y su novia Nina Agdal.

leo-nina-orlando2VER GALERÍA

El actor de 40 años de Piratas del Caribe ya lleva unos días disfrutando del sol y el agua tibia de la zona, surcando los mares en el yate del billonario Jim Clark. El actor ha pasado unos momentos muy divertidos al lado del magnate y su esposa, la modelo australiana Kristy Hinze-Clark, haciendo múltiples actividades como stand up paddle, snorkel e incluso tomando fotos con su celular para guardar cada instante.

Para unirse a esta divertida vacación, llegaron Leo y Nina, quienes además de ir a visitar a Orlando, quisieron hacer este viaje para celebrar el cumpleaños número 25 de la modelo (el cual fue el pasado 26 de marzo) con quien Leo, de 42 años, lleva saliendo desde julio del 2016. A pesar de que esta pareja suele llevar su relación muy en privado, fuentes cercanas a ellos han revelado que se llevan muy bien, y este viaje fue un refuerzo para su noviazgo.

leo-nina-orlando1VER GALERÍA

Después de pasar el día a bordo del yate, la pareja, Orlando y los demás amigos, fueron a dar la vuelta por la Isla de St. Barts. Ya entrada la noche, el Ángel de Victoria’s Secret fue fotografiado subiendo de regreso al bote al lado de Orlando quien traía puesto un pantalón de color oscuro, con una camisa de manga corta amarilla con algunos botones sueltos. El actor de El señor de los anillos trató de pasar desapercibido ocultando su cara debajo de una gorra negra.

¿Cómo es el guardarropa de un no fashionista? Leonardo Di Caprio nos muestra

Orlando Bloom y Katy Perry, cada uno por su lado​

Nina por su lado, presumió sus famosas piernas largas con un mini romper (overall de shorts) negro y una bolsa chiquita cruzada, prefirió ir descalza ya que el piso estaba mojado, llevando sus zapatos de tacón en una mano y fumando un cigarro con la otra. La danesa optó por un look simple y dejó todos sus accesorios fuera, y además quiso llevar su cabellera güera en una cola de caballo alta.