Los Rubín-Legarreta y su 'mágico' viaje a Noruega, entre auroras boreales

La conductora de 'Hoy' dejó atrás su crisis de salud y, en compañía de su familia, disfruta de unos días de descanso bajo cero

Por Tania Galván

Después de unos meses complicados, donde Andrea Legarreta se tuvo que enfrentar a una crisis de salud que terminó con el diagnostico de purpura, la conductora y su familia se encuentran en un mejor momento. Luego de asegurarse con los médicos que podía viajar, la conductora y su familia tuvieron luz verde para escribir esta divertida página de su vida familiar con Noruega como fondo.

VER GALERÍA

Con la ilusión de presenciar el fenómeno visual de las auroras boreales, la familia se puso sus atuendos más invernales y viajaron hasta Oslo para captar las mejores fotos. En esta ocasión, los papás de Andrea, se han sumado a cada aventura noruega en la que se ha embarcado la familia.

Desde el primer día, Erik reveló su objetivo y emocionado, compartió su primer intento de fotografía runa aurora boreal. “A ver si tenemos suerte”, escribió al lado de una imagen con su esposa y sus dos hijas, Mia y Nina.

VER GALERÍA

Aunque no tuvieron suerte el primer día, hace unas horas, desde la localidad de Tromsø, la familia vio su sueño hecho realidad y presenciaron este espectáculo natural que lograron inmortalizar este momento gracias al buen ojo de Andrea Legarreta quien se convirtió en la fotógrafo. “Así fue”, escribió el cantante al lado con las auroras de fondo.

Andrea Legarreta reaparece muy recuperada y habla de su salud: 'Estoy muy bien'

-El conmovedor mensaje de Erik Rubín a Andrea tras sus problemas de salud​

-Andrea Legarreta agradece a Dios, en medio de un padecimiento de salud que la llevó al hospital​

VER GALERÍA

“Desde hace muchos años que vi la imagen de una aurora boreal quedé tan fascinada por su magia, que la puse en mi lista de sueños por cumplir. “Hace casi un año, gracias a mi padre, iniciamos a planear esta aventura en familia, para realizar este sueño que se convirtió en el sueño de todos... Anoche, después de muchas horas de viaje, llegamos a Tromso, arriba del círculo polar ártico, y entre las montañas nevadas, los Pinos, el mar, el cielo estrellado e iluminados por la hermosa luna llena, de pronto se asomó tímidamente una luz verde que fue creciendo y desapareció. Y después, aparecieron más y de pronto sobre nosotros, como si fueran espíritus mágicos, brillantes, bailando en el cielo, quedamos maravillados al verlas y entre gritos de emoción y lágrimas en los ojos finalmente pudimos disfrutar de esa mágica e indescriptible experiencia. Aquí una imagen un poco borrosa cuando iniciaba la aurora, que tomé de la pantalla de mi cámara, pues los celulares no las captan... Cuando baje las imágenes digitales a una computadora se las comparto”