Ais

Aislinn Derbez y Mauricio Ochmann ¿ya piensan escribirle a la cigüeña?

A dos meses de casados, la pareja disfruta plenamente su amor antes de dar el gran paso de ser padres

by Alejandra Arcos

A pocos meses de su boda, Aislinn Derbez y Mauricio Ochmann están descubriendo cosas nuevas uno del otro. Afortunadamente, todas los han llevado a enamorarse más y disfrutarse al cien, pues además de compartir sus vidas, tienen la fortuna de ser parte del mismo proyecto cinematográfico, por lo que vivieron semanas de trabajo y alegrías en Chile. Ante los excelentes resultados de unir sus vidas, los actores se han planteado el ser padres, sin embargo, todavía no han dado el paso, ya que desean seguir disfrutándose como pareja.

Ais-1VER GALERÍA

Muy sonriente, la hija de Eugenio Derbez aseguró que, por el momento, no les hace falta nada en su relación y dejarán que todo se de naturalmente: "Estamos dejando que fluya la situación, claro que nos encantaría ser papás pero ahí el angelito cuando quiera bajar del cielo. Queremos disfrutar, la verdad nos la pasamos tan bien juntos y nos divertimos tanto que por ahora queremos seguir así", dijo Aislinn a Radio Fórmula.

ad2zVER GALERÍA

Y mientras el momento de convertirse en padres llega, la pareja seguirá coleccionando grandes aventuras juntos.  Aunque eso sí, han hablado del tema de la paternidad y hasta han llegado a acuerdos: "Sí me dedicaría un tiempo para ser mamá, pero lo hemos platicado mucho y él (Mauricio) ama ser papá, entonces yo creo que nos iríamos campechaneando un rato y un rato", explicó la joven de 29 años.

-Aislinn Derbez fue víctima de bullying en la adolescencia: ‘En lugar de defenderme me hacía chiquita’

-Aislinn Derbez a Maurcio Ochmann: '¡2 meses de casados y los mejores 28 meses de mi vida!'

-Mauricio Ochmann se convierte en un divertido 'encantador de leones' en su paso por África

Desde que nació su hermanita Aitana, en Aislinn despertó aún más el instinto maternal, incluso se convirtió en la "niñera de lujo" de la pequeñita, con quien convive y juega cada vez que visita la casa que su papá comparte con su esposa, Alessandra Rosaldo. “Entre Aitana y yo hubo una conexión instantánea. Desde la primera vez que la cargué, todo fluyó. Nunca he tenido que esforzarme, y realmente nunca llora conmigo. Así es que se me hizo mucho más fácil de lo que podía imaginar", declaró hace tiempo la actriz a Ventaneando.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.