Gina Rodriguez le dice 'bye, bye' a su larga melena

Su radical cambio de look ha desatado opiniones contrarias entre sus seguidores

Por Cynthia García

Gina Rodriguez ha impactado a todos con su extremo cambio de imagen. La protagonista de Jane the Virgin decidió dejar el look de melena larga atrás y llevar el pelo corto debajo de las orejas. Aunque el corte no le quedó mal, ella optó por algo más intenso y volvió por un estilo aún más atrevido.

VER GALERÍA

"Pelo corto, no me importa. ¡Ja! No es cierto. Va a tomar un poco de tiempo para que se ajuste. ¡Sólo será un poco alocado hasta que el polvo de hadas se asiente!", escribió hace un par de días la actriz en su cuenta de Instagram. En la foto, Gina aún lucía una melena un tanto larga, pero el gran cambio lo mostró hasta el miércoles por la tarde. "Fácil, casi tres kilos menos. Ayer me rapé la cabeza. ¡No puedo esperar para mostrales a todos!", previno en Twitter antes de presentar el resultado final. Un rapado en laterales y un poco largo en la parte superior es ahora el estilo que la compañera de trabajo de Jaime Camil presume con mucho orgullo.

Una foto publicada por Gina Rodriguez (@hereisgina) el

Gina, quien prefirió mantener su tono natural, parece haber cortado su cabello para interpretar a Anya Thorensen en la cinta Annihilation, en la que compartirá créditos con Natalie Portman y Jennifer Jason Leigh. Sin embargo, todo indica que el cambio de estilo le agradó demasiado.

Sus admiradores de inmediato se dividieron en opiniones, mientras unos halagaban el look y lo toman como referencia del corte que quieren, otros le reprocharon a la actriz de 31 años por haber cortado su melena. Ante la sorpresa de sus fans, Gina expresó en Twitter: "El pelo vuelve a crecer. Las transformaciones son mi trabajo y algo de lo que me siento tan afortunada de hacer".

VER GALERÍA

Con ese corte, Gina se une a la tendencia que Miley Cyrus, Demi Lovato o Avril Lavingne han presumido en sus conciertos y fotos de redes sociales. Además, deja ver los tatuajes de golondrinas que hace un tiempo se hizo detrás de la oreja derecha.