Elizabeth Hurley y el vestido que cambio su destino

by Tania Galván

Quien ha dudado en el poder de la moda tiene que leer esta historia. De acuerdo con la actriz Elizabeth Hurley un vestido firmado por Versace fue el “culpable” de que su carrera cambiara de destino. Era 13 de mayo de 1994, la actriz acaparaba la atención de la prensa durante la premier de la cinta Cuatro bodas y un funeral, en Londres, donde apareció de la mano de su expareja Hugh Grant con un entallado vestido negro de terciopelo con el que hizo historia.

Elizabeth HurleyVER GALERÍA

A 21 años de aquella noche, Elizabeth Hurley aún recuerda cómo la elección de ese diseño influyó en su carrera: “Es interesante pensar en los resultados que habría tenido, mejores o peores, de no haber existido aquel momento en particular. Desde el punto de vista de la interpretación, ¿quién sabe? Supongo que podría haber sido diferente. Tal vez podría haber trabajado en el teatro y convertirme en una actriz mucho más digna”, declaró la actriz en entrevista para You Magazine.

Las palabras de Elizabeth se refieren a que, tal vez, si hubiera hecho otra elección de vestido, por uno menos revelador, su carrera hubiera tomado otro rumbo, pues desde ese entonces a la fecha, la actriz es concebida como uno de los sex symbols más famosos de la pantalla grande.

Elizabeth HurleyVER GALERÍA

Luego de ser usado por Hurley, el diseño negro de terciopelo con escote de infarto y aberturas en la cintura y pierna sostenidas con seguros, se convirtió en un ícono de la firma italiana. Este vestido fue uno de los elegidos para la exposición Little Black Dress, montada en el almacén Harrods, de Londres. Aunque a la distancia, Elizabeth tiene sus dudas sobre el vestido, la prenda se ha convertido en el objeto de deseo de varias celebridades como Lady Gaga quien lo utilizó en 2012, luego de que Versace la vistiera para videoclip The Edge Of Glory.

Más sobre: