Leonardo DiCaprio y González Iñárritu, un esperado regreso a México

by Cynthia García

Leonardo DiCaprio tiene una sonrisa pícara con la que es capaz de conquistar a quien quiera. Al menos es lo que demostró al entrar al salón de un hotel en la Ciudad de México en donde, junto al director Alejandro González Iñárritu, ofreció una conferencia de prensa este martes frente a cientos de personas que, desde hace años, esperaban su regreso al país. El actor no había pisado la ciudad en dos décadas, la última vez que lo hizo promocionaba la cinta Romeo y Julieta. Ahora, Leonardo vuelve con The Revenant, película que lo coloca como el favorito para ganar el Oscar que ha buscado por años.

Leonardo Dicaprio y González Iñárritu, un esperado regreso a MéxicoVER GALERÍA

Leonardo apareció ante la prensa -y algunos fans- con un traje gris y tenis negros. Quizá el frío que se ha sentido en la Ciudad no se compara con las temperaturas extremas en las que se rodó la película y le permitió llevar un poco desabotonada la camisa negra que completó su look relajado.

Y fue justo el clima uno de los aspectos que más le interesaron al actor al momento de filmar la historia de Hugh Glass, un hombre que fue atacado por un oso en las montañas y abandonado por su equipo, quien lo creía muerto. "Los últimos años he trabajado en un documental sobre el cambio climático y he viajado desde el Polo Norte hasta el Sur. Para esta película la ironía fue que buscábamos contar una historia en la que, como humanos, explotamos los recursos naturales desde hace cientos de años, y ahora la naturaleza nos dejó ver el daño que hemos hecho al planeta", explicó. También dijo sentirse contento de que el filme obtuviera 12 nominaciones al Oscar, incluyendo Mejor Película, Mejor Actor y Mejor Director.

Leonardo Dicaprio y González Iñárritu, un esperado regreso a MéxicoVER GALERÍA

Además de estar enfocado en cuidar del medio ambiente, en su carrera profesional, Leonardo hace un guiño al Oscar. Tranquilo y sin crearse expectativas de ser nombrado por la Academia como el Mejor Actor, prefiere ver su trabajo como una gran vivencia. “Quise hacer esta película para colaborar en una gran obra de arte. Nosotros ya hemos hecho el trabajo y corresponde a los demás juzgar si hay un premio o no. De verdad creo que Alejandro y El Chivo (Emmanuel Lubezki) ya han ganado con esta cinta”.

Llegue o no la figura dorada, el actor de 41 años se lleva la experiencia de haber trabajado en la película que más le exigió en sus 26 años como actor. En ella, no sólo se aventuró a filmar a temperaturas bajo cero, también se atrevió a comer hígado crudo -difícil para un vegetariano-, dormir sobre animales sin vida y pelear con un gran oso, aunque éste último fue recreado con efectos especiales, requirió de toda su concentración para transmitir angustia al espectador. Además, dejó crecer su barba por meses, un cambio de imagen que no le gustaría volver a mostrar en mucho tiempo.

El ánimo de hacer todo esto por un papel en la pantalla grande, significó un sueño hecho realidad para Leonardo DiCaprio y para Alejandro González Iñárritu, quien agradecido con su protagonista, expresó: "Necesitaba un camarada, un guerrero, pero también encontré a un gran amigo".

Leonardo Dicaprio y González Iñárritu, un esperado regreso a MéxicoVER GALERÍA

¿Ya nos sigues en Pinterest? Haz clic y "pinea" con nosotros.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.