A Jaime Camil aún se le hace raro verse actuar en inglés

Por Cynthia García

A un año de haber estrenado la serie Jane the Virgin, Jaime Camil ya tiene dominado a su personaje, 'El Presidente' Rogelio de la Vega. Aunque cada semana hace reír a muchos con su original interpretación y está muy contento con su trabajo en Estados Unidos, el actor mexicano aún no se acostumbra a verse en televisión interpretando un papel en inglés.

VER GALERÍA

La sonrisa de Jaime Camil no sólo muestra lo feliz que se encuentra en el ámbito familiar. Al lado de su esposa, Heidi Balvanera y sus dos hijos, el actor ha pasado uno de los mejores años familiares. Pero en su rostro también se nota la satisfacción que hoy tiene gracias a su carrera profesional. Con la serie Jane the Virgin, Camil se convirtió en uno de los favoritos en la televisión estadounidense.

Sin embargo, el actor de 42 años de edad aún tiene algunas inseguridades que surgen cada vez que debe hablar en inglés. “Está el miedo a que te ridiculicen o a equivocarte gramaticalmente, pero es que hay que hacerlo. Tienes que hablar y equivocarte y hacer el ridículo y así vas a aprender a hablar más, pero es difícil", explicó al canal Esto es combo. "Yo mismo, cuando hago las escenas de Jane, cuando me veo y me escucho me siento raro, porque no es tu idioma”.

VER GALERÍA

Esas dudas e incertidumbres poco a poco desaparecen de la mente del actor gracias al gran equipo de trabajo de la serie. Además de compartir créditos con Gina Rodriguez y Andrea Navedo, la historia de Jane ha llevado a Camil a trabajar con cantantes como Britney Spears, Kesha, David Bisbal y Paulina Rubio; quienes cuentan con una participación especial en la trama.

Y aunque se encuentra en un momento de éxito profesional, el también conductor explicó que no fue fácil llegar hasta ahí. “El ego es un fantasma muy fuerte que te puede poner muchas limitaciones. Cuando vas a una audición y te tratan como una basura, te dices: '¿Qué necesidad tengo yo de estar aquí si en mi mercado me tratan como un Dios?’". Pero Camil tiene marcada su posición en el mercado y no planea quedarse a trabajar de forma permanente en Estados Unidos. "Donde me den chamba, allí trabajo”, concluyó.

¿Ya nos sigues en Pinterest? Haz clic y "pinea" con nosotros.