¿Cuál es el lugar más extraño al que Penélope Cruz ha llevado su Oscar?

por Carolina Soto

Para muchos actores el mayor reconocimiento que pueden conseguir en su carrera es un premio Oscar. Y para algunos es tal la emoción al conseguirlo que no pueden separarse de su estatuilla ni un momento. Éste fue el caso de Penélope Cruz, quien después de ganar la presea en 2009 por su trabajo en Vicky Cristina Barcelona, lo llevó a todos lados con ella, incluso de vacaciones a la playa. No se sabe si ésta es la primera vez que una de estas codiciadas estatuas tiene un paseo como el de Penélope, pero en definitiva, nunca antes se había sabido que alguna fuera llevada a uno de estos paradisiacos destinos.

¿Cuál es el lugar más extraño al que Penélope Cruz ha llevado su Oscar?VER GALERÍA

Cuando fue cuestionada por Elle sobre la historia que sonaba a leyenda, Penélope aceptó la anécdota. “¡Sí, es verdad! Porque en mi camino de los Oscares a España, el año en que gané, visité a mi familia y mis amigos en la playa. Y no podía creer que había ganado, no podía creer que el Oscar fuera mío. Así que lo llevé a todos lados conmigo. Sí, a la playa. Lo envolví en una toalla”. Y sobre la ubicación actual de la estatua, contó emocionada: “¡Está en mi casa! ¿Por qué lo guardaría? ¡Es un Oscar!”.

Y al parecer, Penélope no es la única que piensa que la estatuilla debe estar en convivencia diaria en su hogar. Jared Leto tiene siempre presente a su Oscar, al tenerlo en la cocina de su casa. Después de que ganara el premio por Dallas Buyers Club en 2014, todo mundo se sorprendió cuando al compartir un video en Snapchat, se podía ver la presea justo encima de la estufa del cantante y actor.

¿Cuál es el lugar más extraño al que Penélope Cruz ha llevado su Oscar?VER GALERÍA

“El Oscar está en la cocina de mi casa, cuidado por una mantequilla vegana y una bolsa de palomitas. Ése es el primer lugar al que voy cuando llego a mi casa. Dejas tus llaves, te quitas tu chamarra y pones tu Oscar en la cocina”, bromeó Leto con Entertainment Tonight Canada. Pero tanta convivencia puede ser nociva para el premio, como fue el caso de la de Jared. A pocos días de haberla ganado, ya había sufrido algunos daños. “Dejé que algunas personas con las que trabajo se tomaran una foto con el Oscar, lo traía conmigo bajando las escaleras y boom, le pegué contra el barandal y le hice una abolladura en la parte de atrás. Ya está vivido, como digo yo”, contó sobre su querida presea.

¿Cuál es el lugar más extraño al que Penélope Cruz ha llevado su Oscar?VER GALERÍA