Salma Hayek confiesa que su esposo le pidió matrimonio tres veces antes de aceptar

por Alejandra Arcos

Fueron tres veces las que François-Henri Pinault tuvo que pedirle matrimonio a Salma Hayek. A pesar de que la actriz siempre ha estado muy enamorada del magnate francés, dudaba dar el paso por su miedo al compromiso. Fue ella misma quien reconoció que no fue fácil para su esposo conseguir el ‘sí quiero’.

El amor y paciencia de Henri Pinault fueron las mejores armas para conseguir que la mexicana se quedara a su lado. Así, en 2009 se casaron justo cuando su hija, Valentina Paloma, tenía poco más de un año de edad.

Salma HayekVER GALERÍA

"Hay que vencer el miedo para sentirse libre y descubrir tus puntos fuertes. Yo antes tenía fobia a las serpientes y ahí me tienes, bailando con mi mayor temor en Abierto hasta el amanecer. Me daba miedo la oscuridad. Y el matrimonio. Y aquí estoy, casada. Aunque me da vergüenza reconocer cuántas veces me lo tuvo que preguntar. ¡Tres veces! Ese ha sido el mayor temor que he superado", admitió Salma durante una entrevista al periódico español El País.

Salma HayekVER GALERÍA

Como recompensa por atravesar sus más grandes miedos, la veracruzana encontró al “amor de su vida” al lado del empresario. Admitió también que su relación la hace sentir completa y, juntos, han creado un hogar alegre, amoroso y tranquilo; justo el ambiente que quieren para su primogénita.

"Vivo con el amor de mi vida, un hombre maravilloso, seguro de sí mismo y feminista al que le gustan las mujeres fuertes y que además sabe cuidarme. Porque somos muchas las mujeres fuertes, con poder y determinación que cuando llegamos a casa nos gusta contar con alguien que nos cuide y tome las riendas", añade la actriz.

Salma HayekVER GALERÍA

La familia de ambos ha jugado un papel importante para lograr un hogar ideal. A pesar de que la diferencia de culturas que existen entre ellos, Salma se ha propuesto que sus raíces latinas prevalezcan, tanto, que su hija y su esposo han aprendido español para comunicarse con su familia.

"Es muy interesante, porque mi familia habla solo español. La de François, solo francés. El único inglés que Valentina escuchó en casa fue el mío y el de François. Y si mi acento es malo no te quiero decir el de él. Pero cuando intenta hablar a los abuelitos en inglés, mi madre en seguida le dice eso de 'mija, en español'. Con mi familia hasta François habla en español", confesó.

¿Ya nos sigues en Pinterest? Haz clic y "pinea" con nosotros.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.