Salma Hayek, una valiente y experta culinaria

por Cynthia García

Salma Hayek no le tiene miedo a la comida, por muy extraña que ésta parezca. Su espíritu aventurero la ha llevado a viajar por todo el mundo y probar cualquier tipo de creaciones culinarias. Por eso, logró salir como toda una triunfadora en un juego en el que la retaron a probar ancas de rana, gusanos de seda, un extraño platillo hecho con pescado y queso en aerosol.

Slama Hayek, una valiente y experta culinariaVER GALERÍA

Como invitada al programa Watch what hapens: Live, del canal Bravo, Salma no sólo platicó un poco sobre su vida, también se enfrentó al reto Will Salma eat it?, en el que debía abrir unas cajas misteriosas con comida poco común, para después ver si la actriz de 48 años podría comerlos.

Pero Salma no encontró reto alguno en el juego, en cuanto el actor invitado, Craig Robinson abrió la primera caja que contenía ancas de rana. Ante la expresión de sorpresa y disgusto del conductor del show, Andy Cohen, la veracruzana no opuso resistencia y mientras daba el primer bocado explicó: "Como esto todo el tiempo. Viví en Francia en donde es una comida muy común. Por lo general no son tan grasosas, pero me gustan".

Slama Hayek, una valiente y experta culinariaVER GALERÍA

El siguiente reto fue comer un chile jalapeño y Salma, sacando su lado mexicano en frente del público y las cámaras de televisión, sin pensarlo, dio una mordida al picante. "¡Oh, Dios! Esto me da miedo porque me doy cuenta de que como lo que sea. ¡Menos cebollas!", dijo Salma antes de descubrir que en la siguiente caja había un par de gusanos de seda, que por el nombre no sonaban apetitosos para la esposa de François-Henri Pinault, pero en cuanto los vio, no se resistió a saborear unos cuantos.

Andy no podía creer que su invitada fuera capaz de comer todos los platillos que le habían presentado, pero ni sus gestos de desagrado pudieron derribar la curiosidad de Salma cuando en otra caja descubrió que había un guiso de pescado que no conocía, pero que no se quedó con las ganas de probar. "No está mal, pero prefiero los gusanos", explicó la actriz después de dar un bocado a la receta misteriosa.

Slama Hayek, una valiente y experta culinariaVER GALERÍA

Por último, en una pequeña caja se escondía una lata de queso en aerosol y, desafiante, Salma lo comió como si se tratara de un postre, algo similar a lo que tuvo que comer durante el rodaje de la película Tale of tales, en donde tenía que comer un corazón de serpiente y, aunque estaba hecho a base de pasta y caramelo, a Salma le daba náuseas verlo.

Slama Hayek, una valiente y experta culinariaVER GALERÍA

"Mi hija Valentina tuvo la solución perfecta", platicó en una entrevista para el sitio Page Six. "Me dijo que le diera mordiscos desde la parte frontal del corazón y después escupirlos sin que nadie lo notara", contó la nominada al Oscar. Valentina, de siete años de edad, no sólo ayuda a su mamá con situaciones como esta, también está muy al pendiente de su cuidado personal y la ha regañado cuando sale a la calle o la recoge en el colegio sin haber arreglado antes su rizada melena.

¿Ya nos sigues en Pinterest? Haz clic y "pinea" con nosotros.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.