Inés Gómez Mont, en la recta final de su embarazo, presume a 'su mejor amiga', su hija Inés

Por hola.com

Con las responsabilidades de la casa, cuatro hijos, trabajo y una vida social muy agitada, puede llegar a ser complicado dedicar tiempo de calidad a los niños especialmente cuando vienen en “paquete”, como los triates de Inés Gómez Mont, sin embargo, la conductora ha encontrado la manera de estar cerca de los chiquitos y, más que su madre, ser su amiga, como lo es de la mayor de sus pequeños, Inés.

Inés Díaz Gómez Mont es una niña sonriente. Destaca por su largo pelo rubio y sus ojos claros, como los de su mamá, pero en medio de tanta sangre Gómez Mont se adivina la de su papá, Javier Díaz. La niña es una princesa en medio de una pandilla de principitos, sus hermanos Javier, Diego y Bruno, y Víctor, el hijo de Víctor Manuel, el esposo de Inés.

VER GALERÍA

En una familia donde hay cuatro niños y otro en camino las cosas no deben ser tan sencillas para ellas, por eso conviene hacer equipo, y eso es lo que Inés Gómez Mont, de 31 años, hace con su hija. “Esta princesa es la razón de todas mis alegrías, mi gran confidente y mi comadre sin duda #Inesita #mitodo #miBF”, escribió la conductora al lado de un lindo collage de imágenes en las que aparece junto a su niña.

En el octavo mes de su embarazo, Inés Gómez Mont aún no ha dejado de trabajar, como lo ha informado a través de sus redes sociales y, a pesar que distribuir adecuadamente su tiempo no debe ser nada fácil, luce radiante, fresca y sonriente. “@vicktorrangel @chentechapitas trabajando muy duro!!! Los quiero gracias por todo siempre #buenazooooooos”, escribió en una imagen que compartió ayer, en la que luce una melena con delicadas ondas y mucho volumen.

VER GALERÍA

Además, a pesar de que el bebé que espera debe estar casi listo para conocer a su madre, a sus cinco hermanos y a su papá, el vientre de la conductora es muy poco visible en las fotografías que comparte a través de sus redes sociales. Si bien procura usar blusa holgadas, lo cierto es que ella luce más bella que nunca y seguramente recuperará su figura pre mamá en un abrir y cerrar de ojos.

Al parecer, este último embarazo le ha sentado de maravilla y ha sido mucho más sencillo que el anterior. Cuando se embarazó de los triates tuvo que guardar reposo absoluto y llevar cuidados especiales para proteger la vida de sus hijos y la propia. Ahora, afortunadamente, la historia es muy distinta.

¿Ya nos sigues en Pinterest? Haz clic y "pinea" con nosotros.