Christopher Uckermann, al museo en silla de ruedas y collarín, pero feliz con la 'Obsesión infinita' de Yayoi Kusama

Por hola.com

La “Obsesión infinita” que ha cautivado a los mexicanos también surtió efecto en Christopher Uckermann, quien antes de dejar ir la oportunidad de conocer el trabajo de la japonesa Yayoi Kusama, saltó al Museo Tamayo en silla de ruedas y el collarín que lleva desde el 19 de septiembre, cuando fue arrollado por un motociclista.
VER GALERÍA
Con el apoyo de su novia, Natalia Téllez, el cantante disfrutó de principio a fin de este viaje fantástico, surrealista y alucinante que estará abierto al público hasta el próximo 18 de enero, y que hasta el momento han visitado más de 170 mil personas desde su instalación, el pasado 26 de septiembre.

Aunque el ex RBD todavía no recupera la salud al cien por ciento (tiene la pierna izquierda enyesada) su ánimo no ha decaído, al contrario, en las fotografías que su novia compartió a través de Twitter, se le ve sonriente y muy emocionado con exposición de Kusama, considerada la “mayor artista plástica de Japón” (de acuerdo con el diario “La Nación”).

En las fotos tomadas en la famosa sala de “Espejos del infinito”, Christopher Uckermann se ve como pez en el agua sobre la silla de ruedas, pero lo cierto es que su accidente no fue cualquier cosa. La motocicleta que lo atropelló (el pasado 19 de diciembre) lo empujó cinco metros y tuvo que pasar tres días en el hospital a consecuencia de las lesiones.
VER GALERÍA
Pero el protagonista de “Kdabra” es joven y fuerte y, aunque no minimiza el incidente, procura tranquilizar a sus amigos y seguidores. "Estoy bien gracias a Dios. En un mes, dos meses estoy como nuevo”, detalló Christopher, de 28 años, quien hasta en las situaciones más difícil esboza una enorme sonrisa.

En la medida de lo posible, Christopher retoma su vida, eso sí, siempre al pendiente de las indicaciones médicas y del cuidado de su enfermera favorita, su novia, con quien es muy común verlo paseando por los parques de la ciudad de México y en las salas de algún museo.