Ana de la Reguera, 'come, disfruta y ama' en Bali

Por hola.com

Al natural, Ana de la Reguera se deja enamorar por Bali, la paradisiaca isla que en 2010 sirvió como escenario para filmar la adaptación cinematográfica del libro “Comer, rezar, amar” (de la estadounidense Elizabeth Gilbert). A diferencia de Julia Roberts, protagonista de la cinta, Ana no llegó a Bali huyendo de su realidad, todo lo contrario, la mexicana está plena en todos los sentidos, sobre todo en el amor, gracias a su relación con el chef neoyorkino, Mario Carbone.

VER GALERÍA

Después de su paso por Hong Kong, la veracruzana no se quiso quedar con las ganas de conocer la llamada “isla de los dioses”. Hizo sus maletas, tomó un avión y después de casi cinco horas de vuelo  (entre Hong Kong y Bali hay 3 mil 419 kilómetros de distancia), aterrizó en Bali.

Ya en la isla, la actriz ha mostrado su talento como fotógrafa de paisajes y, a través de su cuenta de Instagram, comparte cada instante en este hermoso lugar.

La mexicana se ha dejado contagiar por la belleza natural de la isla y, de cara lavada, disfruta de este mágico viaje. “Buenos días, Bali”, escribió anoche la actriz, mensaje que acompañó con una imagen de la increíble vista que tiene la habitación de su hotel.

VER GALERÍA

Aunque Ana ha querido que la belleza de Bali sea la protagonista de esta escapada, la actriz no pudo evitar aparecer en una de las fotos. En su “look” más natural (sin maquillaje, cabello recogido y un vestido blanco con trasparencias), la presidenta de  Fundación VeracruANA, se tomó una “selfie” en la que dejó ver  (por los dos platos servidos en la mesa) que este no se trata de un viaje a solas, la actriz está acompañada por su novio.

En la historia de amor entre Ana de la Reguera y Mario Carbone, la comida ha jugado un papel muy importante, así que en este viaje no podía quedar en segundo plano, por eso la mexicana compartió una imagen del delicioso plato de frutas exóticas que tomó en el desayuno.

VER GALERÍA

Aunque Ana de la Reguera es una viajera incansable, por primera vez en muchos años, no está de viaje por cuestiones de trabajo dando vida a un personaje de la ficción, esta vez, la veracruzana es la protagonista de su propia película.