Twitter, la mina de oro para las celebrities: 643 mil 500 pesos cobró Charlie Sheen por un tuit patrocinado

por hola.com

Twitter se ha convertido en una mina de oro para los famosos. Celebridades como Kim Kardashian o Charlie Sheen han llegado a embolsarse miles y miles de pesos por el simple hecho de publicar uno o dos tuits con publicidad subliminal en sus perfiles. Las estrellas cuentan o relatan sus vivencias personales y los entremezclan con marcas y productos, una fórmula de publicidad encubierta y no del todo lícita, ya que no lo tratan como un anuncio en sí, sino como una opinión o consejo.



Kim Kardashian
, con 18 millones de seguidores en esta red social, puede llegar a ganar hasta 132 mil pesos por solo escribir un mensaje de 140 caracteres si menciona un producto en particular, que es pagado por la propia firma. Khloe Kardashian, hermana de Kim Kardashian, o el actor Jared Leto han cobrado incluso más, cerca de 165 mil pesos por mensaje. Y es que la cantidad a pagar es en base al número de seguidores, se les paga cantidad mayor o menor por decir el mensaje. Pero si vamos más allá, el verdadero rey de esta práctica es Charlie Sheen, que ganó 643 mil 500 pesos por un tuit promocionado para Internship.com. La compañía logró más de 100.000 clics y 80.000 solicitudes de empleo en tan sólo una hora.




Después de saberse que son muchas las celebrities que cobran por tuit, nos preguntamos si es lícito que los famosos hagan publicidad encubierta en sus mensajes a través de Internet. Ya son numerosas las compañías publicitarias que contratan a personalidades para que promocionen sus productos y nos preguntamos ¿Quién se encarga de poner en contacto a las marcas con las celebridades en Twitter? La respuesta es Ad.ly, una plataforma que se encarga de gestionar los patrocinios a cargo de famosos en las redes sociales.



Twitter ha puesto en entredicho esta práctica y sancionara y bloqueara a toda empresa que haga uso de la red para hacer publicidad y esconda sus armas de negocio. Recientemente un mensaje de Wayne Rooney motivó la retirada de la campaña de Nike, marca que le patrocina. El futbolista del Manchester United incumplió los términos de su servicio cuando publicaron tuits, en enero de este año, que dirigía a sus seguidores a la campaña de Nike Make it Count. Como este hay muchas otras celebridades que anuncian las firmas en las que trabajan, como es el caso de Justin Bieber que promociona Adidas o Elizabeth Hurley que habla de las bondades de la firma Estee Lauder.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.