Paulina Rubio

"Soy famosa desde que nací". El huracán Pau cruza océanos y se expande por los cuatro puntos cardinales de un planeta, El planeta Paulina, que busca en su fuerza electrificante una razón para seguir bailando... incluso en sueños.

¿Quieres tener en tu web las últimas noticias, fotos y vídeos de Paulina Rubio? Entra aquí y te explicamos cómo hacerlo

17 Junio 1971

Ciudad de México


Horóscopo : Géminis

Paulina Rubio se separa

Paulina no duda cuando le preguntan quien es su ídolo y responde orgullosa que es su madre, Susana Dosamantes, una famosa actriz mexicana que le enseñó que para triunfar en el mundo del espectáculo es necesario tener talento, pero sobretodo, es indispensable estudiar, trabajar y ser perseverante.

Pau comenzó su formación artística en 1980 en el Centro de Capacitación Televisa. Dos años más tarde, se integró al  grupo musical Timbiriche que fue todo un éxito y marcó a varias generaciones de jóvenes. Con Timbiriche grabó once discos, de los cuales siete fueron disco de platino y cuatro de oro. Desde entonces, Paulina brillaba en el escenario por su energía y carisma. En la agrupación compartió escenario durante muchos años con Thalía, otra de las grandes estrellas mexicanas. Cuando aún eran adolescentes se decía que había rivalidad entre ellas, en su momento no lo desmintieron, pero conforme fueron creciendo y convirtiéndose en mujeres adultas las diferencias entre ellas desaparecieron y hoy en día se llevan bien. 

Después de una de una década de triunfos en Timbiriche, y de haber actuado en novelas como Pasión y Poder o Pobre niña rica, Pau decide que quiere continuar su carrera como solista. Se prepara para ello y también estudia la carrera de Historia del Arte en Europa para ampliar sus horizontes. Su primer trabajo en solitario, La chica dorada, fue un éxito y vendió tercientas mil copias. La cantidad de ventas se duplicó cuando sacó a la venta su siguiente disco, 24 kilates. Del año 1995 al 2004, sacó a la venta cinco álbumes más:  El tiempo es oro, Planeta Paulina, Paulina, Border Girl y Pau-latina. Cada uno de estos discos tiene un "toque especial" que lo caracteriza y han alcanzado altos a nivel internacional.

Paulina Rubio es una mujer atrevida e irreverente que, a lo largo de su carrera, ha propuesto y defiendido sus posturas. A través de su música habla acerca de situaciones cotidianas y, sobretodo, del amor. La estrella mexicana es en el fondo una romántica y ha confesado que lo que más la inspira es el amor: "En mi música podrán encontrar despecho, nostalgia, alegría, euforia, pero siempre inspirada por el amor, el único sentimiento que me hace vivir, respirar".

La chica dorada siempre ha estado bien acompañada y uno de sus grandes amores fue Ricardo Bofill Jr, a quien conoció en Miami. Estuvieron juntos durante casi una década y fueron el centro de atención de los medios de comunicación, hasta que en el 2004 confirmaron su separación.

En 1999, durante una producción para la televisión en España, Paulina conoció al empresario español Nicolás Vallejo Nájera. Pasaron varios años y lo que comenzó como una bonita amistad entre Pau y Nicolás se convertió en la historia de amor de sus vidas. En el 2006 viajaron enamorados por todo el mundo y poco después, casi a finales de año, anunciaron a la revista ¡Hola! que se casarían: "Será en México y en primavera". El 30 de abril del 2007, la intérprete y el empresario, se casaron en el parque natural de Xcaret que se encuentra en la paradisiaca Riviera Maya.  Sin duda, un excelente año para Paulina que encontró al amor de su vida y que gozaba del éxtto de su recién estrenado álbum Ananda.

Tres años más tarde, a través de su cuenta de Twitter, Pau nos sorprendió con la buena noticia de que iba a ser madre por primera vez. Fue también por medio de esta red social que involucró a sus fans en la búsqueda del nombre de su futuro bebé, a quien finalmente, la cantante y su esposo, llamaron Andrea Nicolás. El bebé nació el 14 de noviembre del 2010, en Miami, Florida. Unos meses después, Paulina recibió la triste noticia de que su padre, Enrique Rubio, de 67 años, se encontraba muy grave a causa de una insuficiencia renal, la enfermedad venció y, tristemente, al poco iempo falleció. La ilusión de ser mamá y el apoyo de su marido fueron los dos grandes apoyos en el proceso de duelo de Paulina.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.