sandra-bullock

Sandra Bullock usa el truco de belleza favorito de la generación Z

A sus 57 años, la actriz demuestra que este diseño de cejas sienta igual de bien a cualquier edad

por Mariana Chacón

Los looks con los que los ídolos de la nueva generación marcan tendencia coinciden en la mezcla de naturalidad y toques creativos: desde el maquillaje parisino combinado con un corte de pelo fresco y atrevido de Maya Hawke, la hija artista de Uma Thurman, hasta las pinceladas minimalistas por las que apuesta la belleza estadounidense Madelyn Cline y que alterna con ahumados mágicos en clave metalizada. El acabado final resulta tan favorecedor que algunas actrices consagradas de Hollywood ya toman nota de los trucos que han puesto de moda sus sucesoras, como Sandra Bullock, que ha asistido al estreno de su nueva película en Los Ángeles con el mismo diseño de cejas "efecto lifting" que adoran Olivia Rodrigo o Maddie Ziegler.

mono-sandraVER GALERÍA

-El gesto de las estrellas de Hollywood para rejuvenecer sin cambiar de look

La carrera de la actriz de 57 años continúa imparable y su nuevo proyecto profesional le ha llevado a la alfombra roja del estreno de su última película, The Unforgivable, el drama de Netflix en el que se mete en la piel de una reclusa recién salida de la cárcel. Sandra acaparó todas las miradas con su mono de fondo crudo y lentejuelas doradas firmado por Stella McCartney que combinó con un blazer negro de solapas satinadas. Un look de impacto que la estrella ha completado con una melena suelta de acabado desenfadado y un maquillaje centrado en la mirada que incluye la tendencia para diseñar las cejas favorita de las zoomers

sandra-bullockVER GALERÍA

-'Strobing', la técnica de la reina Letizia que rejuvenece e ilumina el rostro

La técnica natural que rejuvenece

Si hace unos años fueron celebrities como las hermanas Kardashian quienes pusieron de moda las cejas en bloque que se conseguían al rellenar por completo cualquier zona despoblada y trazar líneas alrededor del contorno para lograr un acabado ultra definido, Sandra Bullock y las musas de la 'Gen Z' buscan justo lo contrario. La naturalidad es la máxima de una técnica que no aspira a la perfección, sino todo lo contrario: "Nada mejor que una ceja que aporte un toque de naturalidad al rostro para resaltar nuestra belleza. Además, esta tendencia aporta un aspecto más juvenil al restar años a nuestra mirada", aseguran los expertos de la empresa especializada en depilación, Wiñk.

olivia-rodrigoVER GALERÍA

-El maquillaje de ojos de esta Navidad borra el cansancio y siempre sienta bien

Diseño ascendente

Antes que Sandra Bullock, Olivia Rodrigo ya ha llevado en todas sus apariciones públicas las cejas peinadas en sentido ascendente y con el aspecto natural y desenfadado que los expertos recomiendan para lucir una mirada rejuvenecida. La clave está en fijarlas con un cepillo hacia arriba, lo que despeja por completo toda la zona del párpado fijo y les da una dirección que consigue un "efecto lifting" ultra favorecedor. Como demuestra la cantante de Good for you, la técnica que huye de la perfección se adapta a cualquier grosor y no se empeña en saturar de producto el tercio interior más cercano al entrecejo, sino en enfatizar la separación típica de los vellos de esta zona e incluso aumentar el espacio dibujando trazos finos con la ayuda de un lápiz.

maddie-zieglerVER GALERÍA

-¿Cara Delevingne o Ashley Olsen? Dos looks (muy) fáciles que agrandan los ojos

Un look que aguanta intacto todo el día

Aunque la naturalidad es el objetivo de la tendencia en cejas que convence a celebrities de todas las edades, mantenerlas en su sitio durante horas sigue siendo una prioridad. El truco infalible para conseguir que un diseño para el que parece que no se ha necesitado maquillaje, como el de la bailarina y actriz Maddie Ziegler, alargue su duración al máximo son los geles fijadores o los jabones específicos con los que dar la dirección deseada al pelo y que no se mueva en todo el día. En ambos casos, el cepillo con el que se aplica el producto se mueve con gestos de abajo a arriba en la zona cercana al entrecejo y ascendentes e inclinados en el resto.