maje-campaña

Los beneficios desconocidos del perejil, un superingrediente para la piel

La dermatóloga de Miranda Kerr e Irina Shayk utiliza este alimento en sus tratamientos, ¿sabes por qué?

by hola.com

Muchos de los ingredientes aliados de nuestra belleza están al alcance de tu mano, algunos de ellos en tu cocina.  Es el caso del perejil, una de las hierbas aromáticas más utilizadas en la cocina mediterránea y que es uno de los grandes aliados de una de las facialistas preferidas de las celebrities, Ildi Pekar, quien ha tenido la responsabilidad de mimar la piel de modelos como Miranda Kerr, Irina Shayk o Lindsay Ellingson. Esta gurú de la belleza de origen húngaro recomienda usar una mascarilla casera con perejil, por su capacidad para equilibrar la producción de grasa en la piel, y que ayuda a calmarla y suavizarla. En alguna ocasión ha apuntado también que el perejil es una buena opción para ayudar a combatir las ojeras. Por eso, hemos querido acercarte alguna de las beneficiosas propiedades de este condimento tan habitual en nuestra alimentación. "Es de la misma familia que el hinojo, y es una de las mas antiguas que se han usado en el Mediterráneo. Ya desde la época griega se mencionaba el perejil, tanto Hipócrates como Galeno ya los usaron en sus remedios", nos cuenta nuestra colaboradora Meritxell Martí.

Un cóctel de vitaminas y minerales

Y hay que partir, claro está, del valor nutricional de sus componentes. “El perejil tiene un uso muy extenso en nuestra cocina, tanto fresco, como infusionado o comprimido en cápsulas”, nos cuenta Marta Vallejo, especialista en Nutrición y Dietética Opción Médica. “Sus beneficios son amplios, ya que el aporte en vitaminas y minerales es considerable. Aunque al usarlo en nuestros platos no consumimos cantidades muy elevadas, es interesante valorar que nos aporta vitamina C, provitamina A o beta-caroteno (en nuestro organismo se transforma en vitamina A) y vitaminas del grupo B. En cuanto a minerales, aporta principalmente hierro, fósforo y calcio”, nos cuenta Nuria Cañas, dietista-nutricionista y miembro del Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de la Comunidad de Madrid, quien explica que “gracias a esta composición, se le atribuyen propiedades diuréticas, es decir, aumenta la producción de orina; estimula la digestión, mejorando así problemas de pesadez estomacal o flatulencia tras las comidas y puede ser un aliado para mujeres en edad fértil que sufran anemia”.

Marta Vallejo incide en esa acción diurética de la que hablábamos, lo que lo convierte en "un gran aliado en épocas de retención de líquidos”. Eso sí, la experta en nutrición apunta que en el caso de mujeres embarazadas hay que ser precavido en su consumo ya que aumenta la producción de oxitocina (hormona que provoca contracción del útero). Y como el resto de especias y condimentos, nos puede ayudar a añadir menos sal a nuestros platos y por tanto ser de gran ayuda para gente con hipertensión. Nuestra colaboradora Meritxell Martí nos explica incluso cómo realizar una saludable tisana con este ingrediente. “Las tisanas diuréticas y detox van muy bien para aligerar las piernas cuando hay retención de líquidos. Dos de los componentes que recomiendo son la vid y el perejil. Se puede hacer un té de perejil, poniendo un poco de este ingrediente machacado en agua, dejar unos cinco minutos y filtrar, lo que ayudará a disminuir la inflamación de las piernas. Podemos poner igualmente en el té unas rodajas de limón”, nos cuenta.

Propiedades antioxidantes

Centrándonos en la piel, el mayor beneficio que el perejil tiene se debe a su alto contenido en flavonoides, de conocidas propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Así lo confirma Marta Vallejo: “Aparte de vitaminas y minerales contiene otros componentes como los flavonoides (potentes antioxidantes, antiinflamatorios y diuréticos) o aciol y miristicina (estimulante de la menstruación, vasodilatadores y tonificantes)”. Cualquier mascarilla o crema que lo incluya entre sus activos se beneficiará de sus múltiples componentes. “Se trata de una planta rica en diferentes vitaminas y minerales (vitaminas C, K, Calcio, hierro, fósforo…), y por consiguiente, en el caso de aplicar lociones, ungüentos, cremas o aceites derivadas del perejil, evidentemente las propiedades de estas sustancias se sentirán en la zona de aplicación, (ojo, siempre dependiendo de concentraciones, vehiculizadores, métodos de aplicación…)”, nos cuenta Inmaculada Canterla, fundadora de Cosmeceutical Center y miembro de la SEMAL y la SEMCC. Pedro Catalá, cosmetólogo y fundador de Twelve Beauty, explica que el hecho de tener tantas vitaminas, “ayuda a mejorar el tono de la piel”. Es, además útil para la piel acnéica y muy grasa. Meritxell Martí nos habla de su uso como antiséptico. "Si lo mezclamos con unas gotas de aceite, puede ayudar a reducir los granitos, aplicándolo con un algodón, ya que el perejil tiene gran capacidad antiséptica y ayuda a absorber el exceso de grasa de la piel", nos cuenta, a la vez que añade que la piel muy grasa tiende a ser más opaca y a estar más asfixiada. El perejil puede ayudar a desinfectar, a oxigenar la piel y a darle mas brillo, usándolo como tónico o incluso por vía oral. Evita igualmente la formación de granitos y poros negros. La colaboradora de HOLA.com nos da una receta de un tónico para piel grasa y con acné: tan sencillo como poner agua muy caliente, un manojo de perejil y dos cucharadas de zumo de limón; se deja reposar y se cuela con un paño de lino para que sea muy fino. Se deja enfriar y se usa con un algodón después de lavarse la piel.

¿Cómo debemos conservarlo?

Si te has decidido a probar las bondades de este ingrediente para tu piel, tienes que tener claro cómo sacarle partido. “Generalmente se usa como condimento, pero puede usarse en infusiones, ingerirse el jugo del perejil fresco y tomarlo en cápsulas. Es importante conservarlo bien. En primer lugar, cuando lo cojamos de la frutería debemos elegir manojos frescos, con hojas tiesas y descartar los que tengan aspecto mustio. Como se marchita rápido, lo mejor es colocarlos en un vaso con agua, cubrirlos con una bolsa de plástico y guardarlos en la nevera, cambiándoles el agua cada día. Si lo queremos guardar desecado, hay que introducirlo en un recipiente de cristal hermético en un sitio donde no le dé la luz. Es una hierba que se puede congelar y aguantar en buen estado unos 5-6 meses. Para ello, tras lavar las hojas y sacudirlas para eliminar el agua, solo hay que picarlo y colocarlo en raciones pequeñas envueltas en bolsas de congelación”, concluye Nuria Cañas.