Belleza práctica: ¿El maquillaje tiene fecha de caducidad?

¿Cuándo deberías deshacerte de esos cosméticos que llevan tiempo en el fondo de tu neceser? Te damos las claves para que sepas cuándo tienes que renovarlos

by hola.com

La respuesta es rotunda: sí. Así que, si estás de vacaciones, tal vez puedes aprovechar el mayor tiempo libre para darle una vuelta a tu neceser y comprobar qué productos llevan contigo ya demasiado tiempo. ¿No sabes por dónde empezar? Vamos a intentar ayudarte, siguiendo las recomendaciones de María Soláns, directora de la Escuela y Agencia de Maquillaje Mery Make Up, quien nos explica, en primer lugar, que la fecha aproximada de vencimiento que tienen los productos de maquillaje depende además de ciertos factores externos como la higiene, el clima y la calidad del fabricante. Para saber la fecha de caducidad, la maquilladora afirma que “tenemos que fijarnos en la parte posterior de la caja o producto y encontrar un símbolo de un envase abierto que muestra un número y una M”. Por ejemplo, si el símbolo reza '12 M' significa que el producto durará 12 meses, es decir, un año una vez abierto.

cosmeticos-2VER GALERÍA

“Si no hemos abierto el producto, hay que tener en cuenta la fecha de fabricación para darle tres años de vida, sobre todo en productos fluidos y grasos, que son los más propensos a estropearse”, aclara la maquilladora. Un truco que nos da: mediante el “batch code” descubriremos cuando se elaboró el producto. Se trata de un código serigrafiado en el envase que nos indica el país y la fecha de fabricación, información que podemos encontrar en http://checkcosmetic.net. “Con la ayuda de una calculadora, insertamos el código y la marca del producto, directamente descodifica la información”.

Factores que influyen
El maquillaje durará menos si está expuesto a un clima caliente y húmedo, o a cambios bruscos de temperatura. Por ejemplo, bases de maquillaje o productos en crema son más propensos a caducar antes ya que se pueden contaminar con el uso de los dedos. María Soláns recomienda utilizar espátulas para no tocarlos directamente y así alargar la vida de este tipo de productos. “Si mantienes una buena higiene, técnicas de uso y las condiciones externas son las adecuadas, tus productos de maquillaje durarán más”, recomienda.

Producto por producto
– Bases de maquillaje o correctores: De uno a dos años aproximadamente. Si la base tiene aplicador tipo “pump”, el producto se mantendrá fresco durante más tiempo, ya que no le entra aire ni está en contacto directo con las manos. Se observa fácilmente si se han alterado cuando los pigmentos y el aceite se separan.

– Polvos sueltos y polvos bronceadores: Los productos en polvo no contienen agua por lo que pueden durar hasta tres años. Si la capa exterior del producto se reseca, puedes rascarla para seguir utilizando el polvo.

– Sombras de ojos: En polvo podrían durar hasta dos años. Si la sombra es en formato crema o gel y usas tus dedos para aplicarla, es mejor retirarla a los seis meses o un año.

– Delineadores: Los lápices para ojos, cejas o labios tienen un período de vida más largo porque se van renovando cada vez que les sacas punta. El delineador líquido o en gel puede durar de seis meses a un año.

– Máscara de pestañas: Si no se secan antes, duran alrededor de tres meses (entre 3 y 6). Es importante fijarse que no tenga grumos o haya cambiado su textura. Al estar en contacto directo con los ojos, puede provocar conjuntivitis si se contamina.

– Labiales: Existe la creencia de que las barras de labios pueden durar hasta tres años. Sin embargo, estos productos son más propensos a las bacterias si los compartes o si has tenido alguna infección en los labios. Para evitarlo, coge un poco de labial con una espátula para aplicarlo. Si tu labial cambia de sabor u olor, ¡tíralo de inmediato!

– ¿Y las brochas?: No tienen fecha de caducidad pero requieren de unos cuidados específicos de higiene y desinfección. Límpialas después de cada uso con agua y jabón neutro o con un producto especial para limpiar brochas. Lávalas al menos una vez a la semana, evitando que la humedad se cuele en la virola. La maquilladora María Soláns no recomienda lavar las esponjitas para base de maquillaje, “si las utilizas que sean de un solo uso, ya que acumulan muchas bacterias”.