Chanel N°5

100 años del regalo que Chanel ha hecho al mundo, el N°5

El perfume más famoso de la historia se encuentra cumpliendo su primer siglo

por Carolina Soto

Hay momentos que cambian la vida, pero pocos como aquel en el que Mademoiselle Chanel fue presentada con las propuestas de fragancias para su nuevo perfume. Su favorita fue la número 5, y dado a que se trataba del digito que siempre consideró de la buena suerte, decidió dejarle el mismo nombre, sin imaginar que sería en ese momento cuando manifestaría su destino. De aquel momento en 1921 han pasado cien años y el N°5 sigue conquistando generaciones cumpliendo con la profecía de su creadora. Hoy por hoy, más que un perfume, el N°5 es un icono de la moda, elegancia y sofisticación. Su frasco es reconocible alrededor del mundo y no es extraño que su nombre se haya vuelto parte de la cultura popular a lo largo de diez décadas. Y por supuesto, la celebración por este primer siglo no podría haber sido nada menos que espectacular.

Chanel N°5VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Chanel Privé, el espacio en el que consentirte es un verdadero lujo

Chanel plasma la magia del Impresionismo en su colección de Alta Costura

La reinterpretación

Cómo olvidar aquella vez en la que Marilyn Monroe dejó claro que ella para ir a dormir, simplemente usaba unas gotas del Chanel N°5, y es que el perfume se ha convertido en el protagonista de todo tipo de relatos. Es por eso que no ha sorprendido que para celebrar sus primeros 100 años, la firma francesa por excelencia haya decidido reinterpretar la etiqueta del frasco, agregando en relieve el número cabalístico que marcara la vida de Gabrielle Chanel. Adaptándose a los tiempos, el estuche se ha fabricado con papel biodegradable sellado con cera para evocar el arte de los perfumes de Chanel, el baudruchage.

María IbarraVER GALERÍA

El perfume

Pero, ¿a qué huele el perfume más famoso del mundo? Se trata de una majestuosa combinación de aromas florales que va de la rosa de mayo al jazmín, con algunas notas de cabeza de hespéridos. Se suman los toques de aldehídos, además de la infaltable vainilla, un sello distintivo de la firma que carga de sensualidad su aroma. La mezcla era una completa innovación en aquella época y como ha hecho la firma desde su creación, buscaba romper con los paradigmas que en aquel momento se tenían sobre el mercado femenino. El encargo de Mademoiselle Chanel a Ernest Beaux era uno que parecía sencillo, pero de trasfondo bastante complejo: ‘un perfume con olor a mujer’. Y, ¿a qué huele la mujer Chanel? Simple y sencillamente, a elegancia.

Chanel presenta su colección más punk desde la Provenza francesa

Stephanie Salas y Camila ValeroVER GALERÍA

Una noche de celebración

Rindiendo homenaje al perfume por excelencia, Chanel organizó una noche de ensueño en la que cada espacio y momento remitía al N°5. Desde las inmensas cajas que hacían referencia al empaque, hasta las pirámides de perfumes en las que el famoso frasco de la fragancia hacia las de copa de champagne como aquellas torres de las noches parisinas. Por supuesto, las elegantes invitadas enfundadas de pies a cabeza en diseños de la firma no podían faltar en esta velada.

Con una vista desde las alturas de la Ciudad de México de fondo, éste era un momento que nadie se quería perder para festejar al ícono y sello distintivo de la firma. La elegancia del N°5 llegó hasta el menú que ofreció la reconocida chef Elena Reygadas, quien es hoy por hoy una de las voces culinarias más importantes de nuestro país. A la luz de las velas con las rosas blancas al centro de la mesa y el espectacular grupo de jazz de fondo, cada uno de los momentos de esta noche fue perfecto para celebrar al N°5 que ha sabido adaptarse al paso del tiempo conquistando nuevas generaciones a su paso.

Tessa IaVER GALERÍA