Un look

Los errores al aplicar el ácido hialurónico que podrían sabotearlo

por Geraldine Eledon

Para tener buenos resultados, cada detalle cuenta... y por muy extremo que pudiera parecer, la aplicación de cualquier producto influye en sus buenos resultados, sobre todo si se trata del ácido hialurónico, uno de los elixires de belleza más usados para hidratar la piel, desvanecer las líneas de expresión y las arrugas.

Un lookVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

El éxito detrás de este ácido es porque retiene la humectación, "capaz de duplicar más de mil veces su peso en agua", como se puede leer en una publicación de la Escuela de Medicina de Harvard... y conforme pasa el tiempo, el cuerpo produce menos, dando pie a la aparición de arrugas y la pérdida de tonicidad en la piel. 

"El ácido hialurónico es la superestrella para aliviar la piel seca. Es un pegamento humectante, que significa que se pegará con el agua en las células, haciéndolas más grandes. Puede atraer humectación del aire y mantener la piel hidratada, entonces, no solo es un humectante, también tiene la habilidad de retenerlo", comentó la dermatóloga Ava Shamban a Byrdie.

Muy chicVER GALERÍA

El error más grande (y frecuente) en torno al ácido hialurónico

Lo curioso es que más de un experto ha llegado a la misma conclusión que uno de los pasos que sabotean sus beneficios es su aplicación, pues éste se debe de poner con el rostro mojado, justo segundos después de que te lavas la cara.

"El ácido hialurónico es un imán de humectación, pero si tu piel está seca, éste empuja cualquier humectación residual de las capas más profundas de la piel hacia la superficie", comentó el cosmiatra, Nicolas Travis a Refinery29, quien agregó que otra buena forma para que se absorba es rociar tu cutis con agua termal.

"Primero deberías de usar agua termal y luego aplicar cualquier tratamiento de ácido hialurónico. Una vez que éste tenga contacto con el agua, sabe lo que hace y tu piel terminará muy hidratada y lozana", agregó Travis.

Una poseVER GALERÍA

Otro de los factores a tener en cuenta es el producto que escojas, el cual debe ser un ácido hialurónico multi-molecular o nanomolecular. ¿La razón? La molécula de éste es muy grande, al tener un diámetro de 3,000nm, mientras que nuestros poros humanos miden entre 15 a 50nm, como lo encontró un estudio del Centro Nacional para la Información Biotecnológica.

Un buen tip que los profesionales de la salud recomiendan es usar productos que solo tengan ácido hialurónico, pues si está combinado con otros (como la vitamina C), este tratamiento no tendría la cantidad o la molécula deseada. Tampoco se debe 'abusar' de su uso, pues los excesos podrían incluso resecar la piel. 

"¿Te ha pasado cuando tus labios están deshidratados y te los mojas con tu lengua y se sienten bien por un segundo, pero 10 minutos después se sienten más secos? Pasa lo mismo con esto", dijo Wendy Ouriel, bióloga celular a Harper's Bazaar.

Lo cierto es que nada como consultar la opinión de tu médico o dermatólogo de cabecera para que te recomiende el suero, crema, o hidratante ideal para tus necesidades y tipo de piel.

EstilosaVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.