Un look

Lo que sí debes hacer (y lo que no) en la exfoliación

por Geraldine Eledon

Incluso las prácticas que parecen fáciles tienen su ciencia, y ese es el caso de la exfoliación, un paso esencial para eliminar las impurezas de tu piel, logrando su versión más suave, hidratada, luminosa y libre de impurezas. ¿Lo cierto? Es que hay cosas que te ayudarán a potenciar sus beneficios... y otras que podrían sabotearlos sin que te des cuenta.

Un lookVER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS:

Los beneficios de la exfoliación

Este paso en tu rutina de belleza tiene más cualidades de las que se podrían pensar. Y aunque comúnmente se asocia a la limpieza de células muertas o impurezas, la exfoliación también ayuda a:

-Disminuir las manchas y el aspecto de los poros.

-A que los productos funcionen mejor, esto al beneficiar su penetación.

-Desvanece las arrugas.

-Reduce el exceso de aceite.

-Previene los granitos.

- Y también mejora la apariencia del maquillaje, al unificar la complexión del cutis.

Una fotoVER GALERÍA

"Las células muertas sellan los poros, entonces cuando tus glándulas sebázeas producen aceite, éste se 'atrapa' debajo de la piel. Esto causa que salgan granitos porque el aceite no tiene otro lugar al que pueda ir", comentó la experta Sonya Dakar, a Byrdie. "Exfoliarte ayuda a que tus poros se liberen, por lo tanto esto reduce el acné", agregó la dermatóloga Michelle Henry.

Lo que sí debes hacer

Una de las creencias más pensadas en cuanto a exfoliación es que la mejor manera es usar productos granulados como los que tienen café, azúcar, entre otros ingredientes más... sin embargo, estos suelen ser muy duros con la piel, irritándola (y causando más daño que bien).

Por eso, la nueva tendencia es la exfoliación con qúimicos, la cual consiste en lograr los mismo resultados sin dañar la epidermis, una práctica que de usar ingredientes granulados, podrían maltratar el cutis e incluso causar el aumento de líneas de expresión. Los exfoliantes químicos más populares son los AHAs y BHAs.

Otra de las cosas que Sí debes hacer es exfoliarte una, máximo dos veces a la semana, además de hacerlo por la noche, y usar bloqueador, pues los productos químicos podrían sensibilizar tu piel. Los expertos también recomiendan seguir este paso no solo en el rostro, sino también en todo el cuerpo (pues también se necesita una 'depuración' en esta parte). 

"Algunos incluyen ácido láctico, glicólico, salicílico. Los exfoliantes químicos son mejores para todo tipo de cutis porque son más eficientes. También tienen beneficios añadidos como la hidratación, la disminución de las manchas y son menos abrasivos ", confesó la experta en belleza Jocelyn Petroni en su blog.

EstilosaVER GALERÍA

Lo que se debe de evitar

Aunque suene repetitivo, todos los dermatólogos recomiendan solo hacerlo de una a dos veces por semana, y optar por los exfoliantes químicos en lugar de los granulados... pero si eres una fanática de estos últimos, no maltrates tu piel (pasando el producto con fuerza) y mejor házlo con mucho cuidado y sutileza.

Si te animas a esta tendencia, NO laves el producto pues éste actúa mientras duermes. Tampoco te exfolies después de un tratamiento láser, de un peeling, o cuando vayas a la playa, pues tu epidermis se vuelve mucho más sensible (y podrías irritarla). 

Si notas algún tipo de irritación o enrojecimiento, suspende de inmediato. ¿Lo ideal? Siempre es acudir con un profesional para que te recomiende una rutina especializada a tus necesidades.

Y tú... ¿te animas a agregar este paso en tu rutina de belleza?

Muy chicVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.