Un look

La forma correcta de usar la vitamina C, el elixir de moda

por Geraldine Eledon

Aunque el furor por la vitamina C ya lleva algunos años, este elixir sigue siendo uno de los favoritos y más usados por las apasionadas de la belleza...y a pesar de que podría parecer que no hay gran ciencia detrás de su uso, aplicarlo de cierta forma e incluso elegir el correcto podría hacer la diferencia para lograr una piel luminosa, hidratada, suave y libre de arrugas, solo unas de los tantos cualidades que posee y por la que es tan amado.

Un lookVER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS:

1. Úsalo por las mañanas

La forma más común de usarlo es en suero y por las mañanas, cuando los rayos UV están al tope. Siempre se debe aplicar después de que laves tu cara o de tu tónico favorito y antes de cualquier crema. Eso sí... debes dejar que se absorba muy bien pues es menos efectivo cuando se expone a la luz, por lo que antes de salir, espera unos minutos. "Cuando se expone a la luz se vuelve inestable", comentó la dermatóloga Shari Lipner a Self.

2. El porcentaje perfecto 

Otro de los detalles a tener en cuenta es que debe tener arriba del 10% de ácido ascórbico. "Algunos productos que dicen tener vitamina C podrían contar con derivados como palmitato ascorbilo, el cual no tiene la misma protección que quieres de vitamina pura", comentó el dermatólogo Christopher Corinthian a Byrdie.

Si tienes piel seca o sensible, opta por uno del 5%, pero si tienes una piel grasa puede optar por un mayor porcentaje (lo cierto es que siempre debes consultarlo con un profesional).

"Lo ideal es usarla por las mañanas 4 veces por semana ya que la vitamina C se acumula en las células y se mantiene hasta por 3 días. Por la noche puede reaplicarse en las áreas problemáticas. Tiene que ser mayor a 10% de ácido ascórbico puro y ph entre 3-4", comentó Daniel Mezquita, químico farmacéutico, en su blog.

El street styleVER GALERÍA

3. El color importa

Una buena forma de saber que un suero de vitamina C funciona es que venga en empaques opacos o casi oscuros para que así protejan el producto (que es muy sensible a la luz). Es muy importante evitar que esté expuesto al aire, pues podría oxidarlo (como le pasa a las manzanas), y pierde totalmente su efectividad.

"Cuando la vitamina C se oxida pierde sus propiedades y se convierte en un agente envejecedor e inflamatorio", comentó Mezquita en su blog. Para saber si debes cambiar de suero, ve si su olor, textura, o color cambiaron.

Muy chicVER GALERÍA

4. No lo combines con todo

Este producto se puede usar con (casi) todos los ingredientes... excepto por uno que otro: el peróxido de benzoílo y la niacinamida (si está basada en agua), pues se puede oxidar con la vitamina C e inactivarla. El retinol, otro elixir que ha ganado popularidad en este último año al desvanecer las arrugas y granitos también entra a esta lista, al igual que los ácidos exfoliantes, como los AHAs y BHAs.

Lo ideal siempre será consultar con un profesional para que te recomiende los mejores pasos y rutina para sacarle el mejor provecho a la vitamina C.

Una poseVER GALERÍA