Claudia Álvarez habla sobre el accidente que sufrió en escena

Por ¡Hola! México

¿Cirugía? ¡Más bien un accidente! Eso fue lo que le pasó a Claudia Álvarez, quien decidió hablar sobre el accidente que tuvo hace algunos días en el escenario de La Obra Que Sale Mal, esto después de que muchos especularan que se había sometido a una operación de nariz -cuando solo se trató de una fractura en esta parte de su rostro-.

Y es que después de compartir varios videos en su cuenta de Instagram, en los que aparecía con varios moretones en la cara así como una banda en la nariz, muchos de los seguidores de la mexicana de 37 años se preocuparon por ella, preguntándose la razón que le había provocado esto. “Amanecí peor, miren. Ni todo el corrector del mundo me tapa el moretón. Qué horror. ¿Alguna recomendación?”, decía Claudia en una de las publicaciones.

Otro día después, la actriz mostró que su aspecto seguía igual, sin embargo, ante varias preguntas de sus fans respecto a si se había sometido a una cirugía estética, Claudia lo tomó con el humor que tanto la caracteriza, admitiendo que se había tratado de un accidente que sufrió en una de las tantas presentaciones de su obra.  

“Para la gente que me pregunta que si me operé la nariz, ¡no me la operé, chavos! Me rompí la nariz, se me fracturó en la obra de teatro. Vean, qué horror, ¿en qué momento se quita esto? Pero ya la próxima semana regreso”, comentó con diversión.

Notas relacionadas:

 

Lo que Claudia pensó que solo había sido un pequeño golpe, resultó ser una fractura de nariz que sufrió por parte de uno de sus compañeros de la obra, en donde interpreta a Florence Colleymore -un personaje que siempre lleva a la famosa a estar de lo más activa en escena-.

Y justo después del accidente, la famosa compartió otro video en el que aparece divertida, todavía caracterizada, mientras les revelaba a sus fans que había tenido un accidente. “Hoy me noquearon. Aquí el que me noqueó en escena, ¡claro que sí!”, se podía escuchar. ¿Lo bueno? No solo que Claudia se está recuperando rápidamente del accidente, el cual está bajo control, sino que tomó con mucho humor así como con optimismo este percance, al incluso bromear de que en una semana, ya tendría la nariz respingada.