¡Adiós panza inflamada! El tip para no volverte a sentir hinchada

by Silvana Becerra Tavano

Cada vez es más común el sentir la panza inflamada, por más que hagas ejercicio y tengas una buena alimentación parece que la pesadez en el abdomen no se va, te sientes hinchada y muchas veces constipada… peor aún, mantener tu peso ideal te cuesta mucho trabajo. Gracias al estrés, una mala nutrición, las enfermedades de las nuevas generaciones que te hacen consumir demasiados antibióticos, entre otras cosas, nuestra salud gastrointestinal está desbalanceada.

panza-plana-alimentosVER GALERÍA

Esto se debe a las bacterias que viven dentro de nuestro sistema digestivo y que son las que ayudan a digerir y absorber adecuadamente los nutrientes que se encuentran en nuestra comida. Cuando los agentes mencionados anteriormente entran en juego, esta bacteria disminuye, causando esa inflamación y logrando que tu sistema no trabaje bien.

La nutrióloga Amelia Mougrabi explica lo que debes de hacer para regresar a tener una salud gástrica óptima, esto a través de la ingesta de probióticos y prebióticos. Pero, ¿cuál es la diferencia entre ambos? “Los prebióticos son hidratos de carbono presentes en la dieta que no se pueden digerir pero que promueven el crecimiento de los probióticos. En pocas palabras, los prebióticos son “el alimento” de los probióticos y ambos unen sus fuerzas para formar un gran equipo y ayudarnos a mantener un equilibrio en nuestro sistema gastrointestinal”, explica.

probioticos-1VER GALERÍA

Aunque existen muchos alimentos que contienen estos microoganismos y que podemos incluir en nuestra dieta, como yogurt, kéfir, kombucha, tempeh y vinagre de manzana, en el mercado hay varios suplementos que pueden potencializar su efecto por las concentraciones que contienen y de esta manera vivir felizmente sin inflamación y sin estreñimiento.

Notas relacionadas:

Las 6 preguntas más frecuentes sobre tomar proteína en polvo, ¿lo sabías?

¿No ves resultados con tu rutina de ejercicio? Quema más calorías con este truco

La especialista recomienda tomar suplementos 3 veces al año con un tratamiento de probióticos y prebióticos de manera preventiva, además de mantener una buena nutrición; esto puede ayudarte a tener una mejor digestión, enfermarte menos pues mejoran la función del sistema inmunológico, disminuir la inflamación, evitar el estreñimiento y el dolor de estómago. ¡Dile adiós a los pantalones apretados!

superhierbas-1VER GALERÍA

Más sobre: