kim-kardashian-look-pelo-vestido

¿13 horas en la silla por su pelo? Kim Kardashian revela la frustración más grande de su nuevo look

por Geraldine Eledon

¿Pensando en pintarte el pelo de rubio platinado? Hay alguien que no te lo aconseja y esa es Kim Kardashian, quien seguramente lo pensaría dos veces antes de cambiar su melena oscura por este color, pues la socialité pasa más de 13 horas cuidándolo. (¿Que, qué?).

Y es que por muy loco que podría sonar, este es el único truco para evitar una de las cosas que más teme Kim: no solo que su pelo se maltrate, sino que se caiga, tomando todo este tiempo para pintar sus raíces de forma gradual y así cuidar su melena lo más que se pueda. "Pasé los últimos días pintando mis raíces (lo hacemos en varias etapas para que no se quiebre). Dios mío, 13 horas y sigo. Este rubio es de mucho mantenimiento”, confesó en su Twitter.

Notas relacionadas:

kim-kardashian-pelo-largo-backflipVER GALERÍA

El mantenimiento de su nuevo look es tan extremo que incluso Kim ahora luce una cabellera en corte lob, muy a diferencia de la que antes presumía –que era extra larga y extra lacia-. ¿Lo bueno? Es que al parecer, Kim decidió que su nuevo look tiene los días contados, pues a pesar de darle una apariencia de lo más estilosa y glam, la socialité admitió que no puede con tanto trabajo. “Chris Appleton (su estilista), te amo pero definitivamente lo dejaré”, agregó en sus redes.

El cambio de look de Kim tuvo un proceso difícil desde el comienzo, pues para cambiar su pelo -el cual es negro oscuro por naturaleza-, la socialité pasó más de 17 horas aclarándolo. "Estaba tan asustada de que mi pelo se dañara. La primera ronda tomó como 12 horas. Definitivamente tomamos nuestro tiempo para que no se maltratara. Luego hicimos otra sesión de 5 horas. Al final, valió la pena", comentó la famosa cuando apenas debutaba su look.

Después de ver los padecimientos –y frustración- de Kim... ¿te atreverías a probar este look?

kim-kardashian-icyVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.