Enzimas digestivas ¿qué son y deberías de tomarlas?

Por Silvana Becerra Tavano

El cuerpo humano produce de forma natural enzimas digestivas las cuales se encargan de los procesos químicos que descomponen la comida en partículas que son mejor absorbidas y utilizadas por cada parte del mismo. Estas enzimas se encuentran a lo largo de tu sistema digestivo, empezando por la boca, pasando por el esófago y el estómago y hasta tus intestinos.

Las enfermedades gastrointestinales cada vez son más comunes  y por lo tanto se ha puesto más de moda tomar estas enzimas porque una “amiga” te las recomienda, sin embargo no son algo que debas tomar a la ligera. Recuerda que tu cuerpo es una máquina perfecta y cuando algo se entromete en sus procesos naturales, es muy difícil arreglarlo.

Amelia Mougrabi Salmún, nutrióloga y creadora de Life180, nos platica quiénes deben tomar enzimas digestivas y cómo hacerlo. “Con el paso de los años, nuestra producción de enzimas decrece y es entonces cuando algunos alimentos nos empiezan a causar síntomas incómodos como gases e inflamación en el estómago”, dice Amelia, “Tomarlas si no las necesitas suele ser un gran error ya que si tu sistema se acostumbra a no producirlas porque ‘alguien hace su trabajo’, te verás en la necesidad de tomarlas diario”.

Es muy importante que antes de empezarlas a tomar, acudas con un especialista para que evalúe qué necesidades tienes. La nutrióloga recomienda estas enzimas de la siguiente manera:

  • Si tienes molestias convencionales como gases e inflamación a la hora de comer leguminosas, verduras crudas, carne roja o lácteos, debes buscar una pastilla que contenga proteasas, amilasa, celulasa y lactasa.
  • Las enzimas deben de tomarse con moderación. Solo las debes de tomar cuando tienes síntomas claros después de comer alimentos específicos que SIEMPRE te caen pesados.
  • Existen muchos tipos de enzimas y dependiendo del alimento que te caigan mal son las que debes de buscar en tu suplemento: Para leguminosas, fibra y verduras crudas – celulasa. Para proteínas de origen animal - proteasas como papaína. Para alimentos lácteos - lactasa
  • Las enzimas digestivas NO te ayudan a perder peso… La pérdida de peso se da exclusivamente cuando lo que gastamos es mayor a lo que comemos, punto final.

Notas relacionadas:

¿No te gusta el jugo verde? 6 tips para que te sepa mejor

‘PRISE’ el nuevo estudio a base de proteínas para tener un  cuerpo en forma

Entonces, lo primero que debes de hacer es identificar qué alimento es el que te está causando indigestión. Si ves que esto se repite cada vez que lo comes, acércate a un especialista y busca enzimas digestivas que se adapten a tu necesidad en específico, no siempre lo que le funcionó a  tu amiga te va a funcionar a ti. Si tus síntomas persisten o aumentan, consulta a tu médico.

​​​​​​​