¿Estás buscando perder peso? Usa esta súper guía a la hora de ir de compras

Por Silvana Becerra Tavano

Roma no se construyó en un día e incluso, se hicieron muchos planes y estrategias para poder crear este imperio. Si tu meta es bajar de peso y cuidar tu figura, tienes que crear un plan y comenzar a hacer tus compras de la comida de forma estratégica. Si compras la comida adecuada y tienes a la mano los snacks adecuados, te será mucho más fácil alcanzar tu objetivo y tener una nutrición adecuada.

VER GALERÍA

A todos nos ha pasado que al llegar a desempacar el super, encuentras una bolsa de papas o un paquete de galletas que “accidentalmente” cayó en el carrito. Así que por eso te doy estos tips para que la próxima vez que vayas al supermercado, salgas triunfante.

  • Empieza por la zona de frutas y verduras: compra por lo menos 6 tipos de verduras y 3 tipos de frutas diferentes para que tengas suficiente variedad en tu casa. Recuerda que al día debes de comer 3 porciones de verduras y 2 de frutas por lo menos. Además al terminar esta zona y ver que tu carrito tiene menos espacio, te ayudará a limitar el resto de tus compras.
  • Sigue el perímetro del establecimiento: en la mayoría de los supermercados la comida fresca se encuentra alrededor de los pasillos, mientras que la procesada se encuentra en el centro. Sigue por la zona de los productos frescos y compra carne, pescado, pollo, huevos y comida fresca.
  • Evita los últimos pasillos: hay una razón por la cual cada grupo de alimentos está acomodado de determinada manera. En los últimos pasajes están los dulces, los helados, los postres, los refrescos y el alcohol. Trata de evitar esta zona en la mayor medida posible.
  • Lleva una lista de compras: esto hará que evites vagar por todo el lugar cayendo en tentaciones que no necesitas. Saber exactamente qué es lo que tienes que comprar además te ayudará a ahorrar dinero.

VER GALERÍA

Haz clic en la imagen para ver más tips

  • Nunca te pares en un supermercado con hambre: si lo haces todo se te antojará, querrás probar todas las muestras gratis que te ofrecen y terminarás cediendo a tus impulsos y comprando con la panza en lugar de con la cabeza.
  • Compra productos con menos empaques: además de ayudar al planeta y a eliminar basura extra, las cosas frescas son más nutritivas. Compra las manzanas sueltas, en lugar de la lata de jugo de manzana que probablemente esté llena de conservadores y azúcar para darle “sabor”.
  • Fíjate en donde compras: muchas veces los mercados pequeños son la mejor opción para ir de compras pues tendrán productos menos procesados, más naturales, más frescos y además apoyarás la economía local así que es un ganar-ganar.
  • ¿No puedes resistirte al postre? No te aflijas tanto, hasta debajo de tu lista deja 1 bullet libre para un postre. ¡Sólo uno! De esta manera no sentirás que no llevas nada “rico” y podrás cambiarlo cada semana, solo procura que sea pequeño (por ejemplo un chocolate, en lugar de la bolsa completa de dulces).

¡Cadera feliz! Los 5 ejercicios para reactivar la zona de tus muslos y glúteos

6 superfoods para marcar tus músculos​

Ya lo sabes, guarda estos tips y llévalos contigo cada vez que vayas a comprar las cosas de la despensa, de esta manera si tienes tu objetivo en la mente, te será más fácil cumplirlo.