El papá de Meghan cambia de opinión y sí quiere ir a la boda real, pero, ¿podrá?

‘Me gustaría ser parte de la historia’, ha dicho Thomas Markle

by Carolina Soto

Solo faltan unos cuantos días para la boda del Príncipe Harry y Meghan Markle, pero la incertidumbre continúa. Si apenas ayer el padre de la novia, Thomas Markle, daba a conocer que no asistiría a la boda real y que no entregaría a su hija en el altar –conmocionando a propios y extraños-, esta mañana la tónica cambia y el director de iluminación retirado ha declarado que cambió de opinión y quiere estar ahí.

Thomas MarkleVER GALERÍA

Cuando se dio a conocer la noticia de que el padre de la novia no asistiría tras protagonizar un bochornoso momento con un paparazzi, el Palacio de Kensington reaccionó rápidamente con el comunicado: “Este es un momento profundamente personal para la señorita Markle a días de su boda. Ella y el Príncipe Harry piden una vez más comprensión y respeto para la señor Markle en esta difícil situación". Los rumores de que Meghan había pedido a su papá asistir después del incidente no se hicieron esperar y de ser cierto, las suplicas habrían alcanzado los oídos del señor Markle.

“Odio la idea de perderme uno de los momentos más grandes de la historia y no entregar a mi hija en el altar”, ha dicho el padre de Meghan a TMZ, “Por supuesto que la entregaría en el altar. Esto es un momento histórico. Me gustaría ser parte de la historia”. Si todo apunta a que él quiere estar ahí, la duda radica en que tal vez su salud no se lo permita, por lo que la incógnita no se revelará sino hasta el próximo sábado cuando la novia llegue a la capilla de St. George.

Thomas MarkleVER GALERÍA

En caso de que su padre no esté ahí el próximo sábado para entregarla, existen otros candidatos para tener este honor. Por supuesto, en este momento, mucho se dice que podría ser Doria Ragland –madre de la novia- quien además de acompañar a su hija en el automóvil en el que llegará a la capilla de St. George, la entregue en el altar. Esto no sería extraño al pensar que la Reina Victoria fue la encargada de caminar con su hija, la Princesa Helena, a su llegada a su boda debido a que el Príncipe Alberto había muerto años antes.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Tras la polémica, el papá de Meghan Markle no irá a la boda real

¿Quiénes son los papás de Meghan Markle?

El Príncipe William es otro fuerte candidato, al conocer un poco de la historia familiar. En la boda de la Princesa Margaret con Antony Armstrong-Jones, fue el Príncipe Felipe quien se encargó de acompañarla en el camino más importante de su vida. Su padre, George VI, había muerto ocho años antes del enlace y su cuñado resultó la pareja perfecta para ese especial momento.

Que si esas dos opciones no resultan las indicadas, no sería extraño que el Príncipe Harry caminara junto a su novia al llegar a la capilla. Para muestra, otras parejas reales que han hecho lo propio hace solo algunos años. En 2001, el Príncipe Haakon de Noruega caminó de la mano con su entonces prometida Mette-Marit, debido a la complicada relación que en ese momento tenía la Princesa con su padre, Sven O. Hoiby. Lo mismo sucedió en 2002, cuando el Rey Guillermo Alejandro entró a la iglesia junto a Máxima de Holanda, debido a que no se permitió la asistencia del padre de la novia a la boda.

Doria RaglandVER GALERÍA

Más sobre: