La emoción de Isaac del Toro, el primer mexicano en coronarse en el Tour de Francia sub 23

El ciclista mexicano Isaac del Toro ha hecho historia al ganar la primera posición en el Tour de L’Avenir, conocido como el Tour de Francia sub 23

Por Carolina Soto

Hay deportes en los que nuestro país ha destacado a lo largo de los años, pero existen otras disciplinas en las que el posicionamiento se ha ido dando poco a poco, como ha sido el caso del ciclismo, que ha encontrado una de sus más grandes alegrías de mano de Isaac del Toro este fin de semana. Con solo 19 años, el originario de Baja California, hizo lo que ningún otro mexicano había logrado antes, coronándose como campeón del Tour de L’Avenir, conocido como el Tour de Francia para ciclistas menores de 23 años. Como es sabido, el Tour de France es la competencia más prestigiosa a nivel mundial en este deporte, por lo que su antesala marca el precedente de lo que está por venir, convirtiendo a Isaac en una joven promesa que tiene mucho por entregar en su deporte. Si la hazaña que conseguía emocionaba a los amantes del ciclismo, las conmovedoras imágenes en las que se ve a un Isaac que, no solamente no puede creer lo que estaba pasando, sino que apenas puede hablar para contar cómo logró este triunfo, se han vuelto virales en cuestión de horas. Y no es para menos, cuando en la carrera se le ha llamado ‘la revelación’ ante lo que pudo lograr en este duro camino.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Las imágenes más espectaculares que nos deja la victoria de España en la final del Mundial

Los Reyes de España recibirán a la selección española femenina de fútbol el próximo 19 de septiembre

La hazaña de Isaac del Toro

Las esperanzas comenzaron cuando en la sexta etapa del tour -de ocho que lo comprenden-, Isaac terminó en la primera posición, posicionándolo en un buen lugar para ir avanzando en el duro recorrido que los jóvenes tiene que recorrer en su bicicleta y marcando su primer récord, al ser el primer mexicano en finalizar en esta posición. Después de años de preparación -que comenzó practicando ciclismo de montaña- llegó el gran día, el mexicano había terminado la última etapa del recorrido, que comprende el trayecto Sainte-Foy-Tarentaise en la segunda posición, lo que era por demás prometedor. Fue así como logró escalar hasta el primer puesto, coronándose al terminar la carrera en un tiempo de 22 horas, 3 minutos y 24 segundos.

Esta hazaña, no solamente lo coloca como el primer mexicano en coronarse en una competencia de este tipo, sino que también lo posiciona entre los mejores de todo Latinoamérica, al considerar que la última vez que un competidor de la región ganó esta competencia fue en el 2017, cuando el colombiano Egan Bernal alcanzó el triunfo.

VER GALERÍA

La madre de Luis Rubiales se atrinchera en una iglesia de Motril y se declara en huelga de hambre

El camino de Isaac

A pesar de que ésta es la competencia de mayor renombre que ha logrado conquistar, la realidad es que el talento de Isaac en la bicicleta ha quedado marcado a lo largo de su carrera. De hecho, en las últimas semanas, el joven atleta iba marcando camino, alcanzando su primer pódium en Europa apenas en julio. En ese momento, compartió que si bien, tuvo un inicio complicado, logró recuperarse para posicionarse en el Giro Ciclistico Valle D’Aosta, en Italia.

En vísperas de llegar a Francia, Isaac compartió previo al Tour de L’Avenir: “Hace un año te miré por televisión y sin poder caminar, es simplemente mítico poder tener la oportunidad ahora. Este año aprovecharé cada oportunidad”, y vaya que lo ha hecho, coronándose como el campeón absoluto de la competencia. Haciendo gala de su buen humor, tras haber conquistado su primera proeza, al salir en primer lugar de la sexta etapa de la competencia, escribió: “Mira mamá, sin manos. Gracias por tanto apoyo, los quiero mucho. No puedo contestar todo, pero les estoy tremendamente agradecido. Les mando un enorme abrazo”.

Las imágenes que han dado la vuelta al mundo, dejan ver a un Isaac completamente conmovido y abrumado, sin poder hilar palabras para hablar de su triunfo. Entre lágrimas se le escucha decir: “Esto es demasiado para mí, para ser honesto”. El entrevistador, entendiendo lo que pasaba, simplemente decide abrazarlo para celebrar con él. Tras la ceremonia del maillot amarillo, el jersey reservado para el campeón, ya más tranquilo, Isaac confesó que esto era demasiado, que a pesar de haber llegado con un plan, lo que se consiguió fue demasiado para él. Visiblemente abrumado, confesó que sabe lo afortunado que es al haber conquistado sus sueños más grandes.