Natalie Lucas, la salvavidas que ayudó a traer a un bebé al mundo en una alberca

Sin estar preparada para una situación así, la joven ayudó a la mujer a tener un parto perfecto

Por Michelle Quintero

¿Te imaginas llegar a trabajar un domingo y de repente tener que ayudar a una mujer a tener a su bebé? Así le pasó a Natalie Lucas, una joven salvavidas de 18 años que trabaja en la alberca de YMCA en Longmont, Colorado el pasado 24 de julio. Todo parecía marchar de forma normal hasta que Tessa Rider, quien se encontraba en la cubierta de la alberca entró en labor de parto por lo que la salvavidas no dudó en atenderla en lo que esperaban a que llegara el equipo médico, sin embargo, el bebé no tardó en salir, haciendo de Natalie toda una heroína.  

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD

Encuentran a un niño de tres años que estuvo desaparecido por dos días en un bosque

El hombre que sin experiencia de vuelo aterrizó un avión cuando su piloto perdió la consciencia cuenta cómo fue ese momento para él

¿Por qué nació en YMCA el bebé?

El pasado 24 de julio por la mañana, Tessa Rider junto con su esposo Matthew Jones decidieron ir a nadar al YMCA de Colorado del Norte mientras que la mujer estaba embarazada de nueve meses de su tercer hijo. Según explicó la pareja al Washington Post, nadar de forma diaria era la mejor solución para el calor que se sentía en Longmont y una de las pocas cosas que ayudaban a Tessa a aliviar los dolores y el malestar que sentía mientras esperaba a su bebé. La pareja le explicó al medio estadounidense que iban unos días atrasados de la fecha de parto y que Tessa había estado experimentando algunas contracciones ligeras, sin embargo, no estaba claro cuándo podría nacer el pequeño: “Sabíamos que el bebé vendría. Simplemente no sabíamos si iba a ser en una semana, dos semanas u hoy”, dijo Rider al Washington Post. En el momento en que Tessa se metió a nadar, primero sintió un gran alivio como de costumbre, sin embargo, en cuestión de 30 segundos, la mujer sintió que era hora de tener al bebé, por lo que le advirtió a su a esposo que se dirigiera al coche mientras ella salía del agua, pero los planes de la pareja dieron un giro de 180° pues al momento de salir de la alberca se rompió su fuente y ya no había tiempo de llegar al hospital.

El hombre al que se le hizo fácil querer recuperar su celular del cráter del Vesubio

El heroico acto de Natalie

La joven de 18 años se encontraba cumpliendo con su turno matutino en el centro acuático cuando se percató de lo que estaba sucediendo, por lo que no dudó en acudir a Tessa para brindarle asistencia en lo que llegaban los expertos. Matthew ya se encontraba marcando al 911 cuando Natalie llegó con ellos y fue ahí cuando el esposo de Rider le dijo a la joven: “Vamos a tener un bebé”. La salvavidas del YMCA explicó al medio estadounidense que no estaba preparada para algo así, pero aún así apoyo a la pareja en todo el proceso: “Pensé, 'oh Dios Mío, voy a atrapar a este bebé en la cubierta de la alberca'. Mi adrenalina se disparó en ese mismo momento. Me mantuve tranquila y no me asusté, porque eso es lo que debes hacer en este trabajo. Realmente no puedes dudar o esperar a que venga alguien más. Eres el salvavidas”, dijo Lucas quien, a pesar de haber recibido capacitación para ayudar en emergencias, no fue preparada para este tipo de situaciones. En cuestión de minutos, Lucas recibió al bebé de la pareja y después se puso de espaldas a Tessa para servir de apoyo en lo que la madre abrazaba a su recién nacido para darle calor en lo que esperaban a que llegaran los paramédicos. Momentos después del agitado nacimiento, llegaron los expertos y confirmaron que fue un parto perfecto y que el pequeño Toby estaba en buenas condiciones. Por su parte, Natalie confesó que estaba muy feliz y planea mandarle tarjetas de cumpleaños cada año al pequeño: “Estoy muy contenta de que el bebé esté bien y ahora tienen una nueva incorporación a su hermosa familia. Fui muy feliz al ayudarlos”, dijo la salvavidas de 18 años al medio estadounidense.