La recuperación de la población de ballenas de aleta meridional

Los investigadores avistaron cientos de cetáceos alimentándose juntos cerca de la isla Elefantes

Por Michelle Quintero

Existen muchas razones por las cuales los animales alrededor del mundo se encuentran en peligro de extinción, sin embargo, las principales son consideradas el cambio climático y las cazas ilegales. A pesar de que varios representantes del mundo animal están en estado crítico y cada vez dependen más de nuestras acciones para sobrevivir, otras han encontrado formas de adaptarse a nuevos hábitats, tal y como lo ha logrado una población genéticamente distinta de osos polares que han logrado adaptar su estilo de vida, brindando esperanza para la supervivencia de la especie. Lamentablemente, no todos los animales han sido capaces de encontrar nuevas formas de vivir por sí solos y algunos han requerido de gigantescos esfuerzos por parte de los humanos. Recientemente, un equipo de investigadores logró capturar por primera vez que la población de ballenas de aleta meridional, la segunda especie de ballena más grande del mundo tras la ballena azul, ha logrado recuperarse en zonas de la Antártida después de que se prohibiera su caza comercial en 1976, la cual casi hace desaparecer a la especie.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD

¿Te imaginas ser el cartero de la Antártida?

Vaguito, el perrito que cada día espera a su fallecido amo en la playa donde lo vio por última vez

El milagro en la Antártida

Durante el siglo XIX, particularmente en la zona de la Antártida, los humanos fuimos los responsables de intensas cazas de ballenas de aleta austral en las que se conoce que aproximadamente 700,000 ejemplares murieron a causa de la actividad de los barcos pesqueros, según informaron los expertos del Alfred Wegener Institute. Las cazas que se llevaron a cabo en esa época llevaron a que la población de ballenas descendiera de forma drástica por lo que en 1976 se prohibió la caza de los rorcuales comunes meridionales, los cuales son considerados como la segunda especie de ballena más grande del mundo. Desde entonces, el avistamiento de las ballenas de aleta meridional se convirtió prácticamente en un fenómeno poco común hasta ahora. Después de 46 años de estar fuera del alcance de los pescadores, la especie parece estar recuperándose pues recientemente los investigadores del Alfred Wegener Institute lograron ver cientos de rorcuales comunes australes alimentándose juntos cerca de la isla Elefante en la Antártida.

La presentación de los pandas gemelos en el zoológico de Tokio

El estudio de la especie

Para lograr captar este increíble momento, los expertos utilizaron un helicóptero para poder capturar los videos de la especie. Según se informó, se registraron aproximadamente 100 grupos de cetáceos, con tamaños de grupos entre uno a cuatro animales. Además, los expertos también se percataron de la presencia de 8 grupos inusualmente grandes de hasta 150 ballenas, que parecían estar alimentándose juntas, lo cual sorprendió mucho a los investigadores pues anteriormente se habían topado con grupos máximo de 13 cetáceos. “Nunca antes había visto tantas ballenas en un solo lugar y estaba absolutamente fascinada al ver cómo se alimentaban estos grupos masivos” explicó Bettina Meyer, profesora del Instituto Alfred Wegener. Este espectacular descubrimiento da esperanzas a los expertos ya que podría significar la recuperación de la población de las ballenas de aleta meridional y además la recuperación de otras especies del área. “Incluso si no conocemos el número total de los rorcuales comunes en la Antártida, debido a la falta de observaciones simultáneas, esto podría ser buena señal de que casi 50 años después de la prohibición de la caza comercial de ballenas, la población de esta especie se está recuperando”, dijo la profesora Meyer.