Los esperanzadores avances contra el cáncer

Los expertos han dado a conocer que una vacuna y un medicamento podrían cambiar el rumbo de la enfermedad

Por Michelle Quintero

A pesar de que los casos de coronavirus parecen estar incrementando, los avances en las campañas de vacunación han ayudado a disminuir la gravedad de los contagios, sin embargo, otras dos enfermedades han estado propagándose alrededor del mundo, poniendo en alerta a la Organización Mundial de la Salud. La hepatitis aguda infantil se ha detectado principalmente en niños de entre 1 mes y 16 años y según un reciente estudio su rápida transmisión podría estar vinculada con el Covid-19. La segunda enfermedad que ha alarmado al mundo es la viruela del mono que también ha encontrado formas de contagiar rápidamente acumulando un aproximado de 29 países con casos confirmados. A pesar de que estas enfermedades nos han obligado de cierta forma a regresar a estrictas medidas sanitarias, otro avance médico llega a aliviar un poco la tensión, después de que un grupo de científicos del Instituto Wyss, de la Universidad de Harvard y del Instituto del Cáncer Dana-Farber (DFCI), desarrollaran una posible vacuna que ayuda a fabricar una serie de anticuerpos contra el cáncer.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD

El brote de la hepatitis aguda podría estar ligado con el Covid-19

El brote de hepatitis aguda infantil que ha alarmado al mundo

¿Una nueva esperanza?

Kai Wucherpfennig, médico y experto del DFCI en Boston logró identificar una molécula que podría cambiar el rumbo de las vacunas contra el cáncer y de la mano de David Mooney, de la Universidad de Harvard parecen haber conseguido crear la vacuna que podría cambiar el rumbo de millones de personas alrededor del mundo. A través de un artículo publicado en la revista Nature, los expertos de Harvard y del Instituto de Cancer Dana-Farber explicaron cómo funcionaría la nueva vacuna: “Los anticuerpos inducidos por la vacuna aumentan la densidad de las proteínas MICA/B en la superficie de las células tumorales, mejoran la presentación de antígenos tumorales por parte de las células dendríticas a las células T y aumentan la función citotóxica de las células NK. En particular, esta vacuna mantiene la eficacia contra los tumores deficientes en MHC de clase 1 resistentes a las células T citotóxicas a través de la acción de las células NK y T CD4”, se lee en el artículo. En otras palabras, la vacuna contra el cáncer logra golpear los tumores con la ayuda de antígenos lanzados a las células inmunitarias del cuerpo y esto crea un bloqueo de una serie de proteínas de los tumores. De acuerdo con la información proporcionada por lo expertos, la vacuna también parece ser eficaz después de la eliminación quirúrgica de tumores primarios altamente metastáticos, ya que se ha logrado comprobar que impide un crecimiento posterior de la metástasis. Los estudios de la vacuna fueron realizados en ratones con melanoma y cáncer de mama triple negativo, los cuales habitualmente presentan metástasis después de que los pacientes sean sometidos a cirugías para eliminar los tumores. “Esta vacuna podría ayudar a muchos enfermos con diferentes tipos de cáncer porque no depende de las mutaciones específicas en el cáncer de cada paciente”, se explica en el artículo. Según anunciaron los expertos, a través de varios experimentos, han logrado demostrar que la vacuna es efectiva en varias pruebas con ratones y monos y han informado que esta inmunización funciona incluso en casos de tumores avanzados.

¿Cuál podría ser el futuro de las vacunas de refuerzo contra el Covid-19?

Más avances contra el cáncer

A lo largo de las últimas semanas se ha dado a conocer que doce pacientes con cáncer de recto participaron en un ensayo clínico con el medicamento dosrarlimab con el cual el padecimiento desapareció por completo, logrando una recuperación en los afectados. Según los datos proporcionados por el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, el esperanzador medicamento es una forma de inmunoterapia que está enfocada en estimular el sistema inmunitario para combatir el cáncer. De acuerdo con el Doctor Luis Díaz, principal autor del estudio es la primera vez en la historia que los pacientes logran una recuperación de la enfermedad. “Este es uno de los desarrollos más emocionantes que hemos visto en el tratamiento del cáncer en los últimos años. Representa un gran paso adelante en el desarrollo del tratamiento personalizado del cáncer. Todavía estamos en la etapa inicial de enforcarnos en la composición genética de las células cancerígenas. Pero espero que marque el comienzo de una nueva era, uno que algún día podría incluso dar al cáncer de páncreas (uno de los más difíciles de detectar y el que menos tasa de supervivencia tiene con 7%) una tasa del 95% de supervivencia”, explicó el profesor Kefah Mokbel, cirujano oncólogo del London Breast Institute.