Una ciudad de 3,400 años reaparece en Irak tras la sequía

Los arqueólogos creen que la ciudad encontrada es Zakhiku, centro importante del Imperio Mittani

Por Michelle Quintero

A pesar de que llevamos miles de años estudiando e investigando los rincones más remotos, el planeta sigue lleno de misterios sin resolver. A lo largo de los últimos meses los expertos alrededor del mundo se han topado con magníficos hallazgos en sitios históricos, de los cuales se pensaba que se conocía todo o por lo menos gran parte de su trayectoria. Sin embargo, en varios lugares se han encontrado pistas que podrían ayudarnos a entender un poco mejor algunos detalles de la historia universal. Entre los más recientes hallazgos está el de los restos de una ciudad que podría haber pertenecido al Imperio Mittani hace 3,400 años. Un grupo de arqueólogos de las Universidades de Freiburg y Tübingen, KAO descubrieron partes de una ciudad que alguna vez estuvo ubicada en el río Tigris y lograron hacer este hallazgo después de que los niveles de agua bajaran rápidamente debido a la sequía extrema a la que se ha estado enfrentando Irak.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD

Los increíbles descubrimientos realizados en el corazón de Notre Dame

El jarrón de la dinastía Qing que estuvo guardado en una cocina durante décadas fue subastado por casi 30 millones

El hallazgo de Zakhiku

Los expertos de las Universidades de Freigburg y Tübingen de Alemania descubrieron los restos de una ciudad en Irak , según informaron los arqueólogos, la ciudad resurgió a principios de este año en las aguas de la localidad de Mosul debido a las extremas sequías a las que se ha enfrentado a la zona. Las investigaciones que se han llevado a cabo en el territorio han hecho creer a los expertos que la extensa ciudad con un palacio y varios edificios grandes pueda ser la antigua ciudad de Zakhiku, un importante centro del Imperio Mittani de los años 1550 – 1350 A.C.. Desde hace varios meses, la zona del sur de Irak ha sufrido de las peores sequías de la historia y para evitar que los cultivos se sequen, los locales han estado utilizando agua del embalse de Mosul, el cual ha sido considerado como el almacenamiento de agua más importante del país desde diciembre según han informado las autoridades locales. La extracción de agua de Mosul, en la zona de Kemune en la región de Kurdistán, ha llevado a la reaparición de la ciudad Zakhiku, la cual ha estado sumergida durante décadas, según informaron los expertos arqueólogos.  

Un dibujo de Dürer, que fue comprado por 30 dólares vale en realidad más de $10 millones

El trabajo contra reloj

Durante los meses de enero y febrero del 2022 los expertos de las universidades alemanas de la mano del arqueólogo Hasan Ahmed Qasim, presidente de la Organización Arqueológica de Kurdistán, realizaron excavaciones exprés para lograr encontrar todos los detalles posibles antes de que se llenara de nuevo el embalse. Con el apoyo financiero por parte de la Fundación Fritz Thyssen a través de la Universidad de Freiburg se logró formar un equipo de expertos para las excavaciones y se logró recolectar el material necesario, lo cual llevó a los arqueólogos a trazar con éxito gran parte de la ciudad en cuestión de días. En los trabajos que se realizaron en la zona lograron identificar un palacio, que ya había sido documentado en 2018, sin embargo, en esa campaña no se logró recolectar más información de la ciudad. Pero en esta ocasión también se descubrieron otros edificios grandes tales como una fortificación masiva con muros y torres, un edifico de almacenamiento monumental de varios pisos y un complejo industrial. “El enorme edifico es de particular importancia ya que en él se deben haber almacenado enormes cantidades de mercancías, probablemente traídas de toda la región. Los resultados de la excavación muestran que el sitio fue un centro importante en el Imperio Mittani”, dijo Ivana Puljiz, arqueóloga alemana de la Universidad de Freiburg en un comunicado.

VER GALERÍA

El buen estado de la ciudad

Los expertos quedaron sorprendidos con el buen estado de conservación de la ciudad y según explicaron, la conservación de las paredes de ladrillos y barro se deben a que la ciudad fue destruida por un terremoto aproximadamente en 1350 A.C. y los escombros de las murallas protegieron los edificios principales del agua. Los objetos que más llamaron la atención de los expertos excavadores fueron cinco vajillas de cerámica que contenían un archivo de más de 100 tablillas cuneiformes. De acuerdo con la información proporcionada por los investigadores, algunas de las tablillas podrían ser cartas que aún se encuentran en sus sobres de arcilla. “Es casi un milagro que las tablillas cuneiformes hechas de arcilla sin cocer sobrevivieran tantas décadas bajo el agua”, explicó Peter Pfälzner en un comunicado, haciendo énfasis en que estos objetos podrían brindar importante información sobre el final de la ciudad del período Mittani.