El brote de hepatitis aguda infantil que ha alarmado al mundo

La OMS ha informado que se tiene registro de casi 200 casos en 14 países

Por Michelle Quintero

Han pasado poco más de dos años desde que nuestras vidas cambiaron de forma radical debido al brote del Covid-19. Las campañas de vacunación han ayudado a disminuir la severidad de los casos, a tal grado que varios países han optado levantar las medidas de seguridad sanitarias, así regresando al estilo de vida al que estábamos acostumbrados. Sin embargo, expertos de salud advierten que todavía no es tiempo de bajar la guardia, pues la lucha no ha terminado. Mientras que los casos de coronavirus parecen estar disminuyendo y vemos cada vez más cerca la luz al final del túnel, otro virus viene a alertar al mundo, en específico a los niños. Se trata de casos de hepatitis aguda infantil con presencia confirmada en 14 países.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD 

La OMS advierte sobre el alza en los contagios con Covid-19 a nivel mundial

¿Está cerca el fin de la pandemia? La OMS planteó 3 posibles escenarios

¿Dónde ha sido detectada la enfermedad?

El pasado 15 de abril, la Organización Mundial de la Salud informó sobre la aparición de un brote de hepatitis aguda de origen desconocido en Reino Unido e Irlanda del Norte. Los casos se empezaron a investigar y se dio a conocer que los principales afectados por esta enfermedad son los niños entre 1 mes y 16 años, que previamente no habían presentado síntomas de alguna enfermedad. Desde ese entonces los expertos de la OMS comenzaron a preocuparse, pues el número de contagiados ha ido incrementando a un ritmo muy rápido. El 21 de abril del 2022 se habían confirmado al menos 169 casos en 12 países, sin embargo, al día de hoy ese número se elevó casi a los 200 niños con el padecimiento. Los casos se han detectado en Reino Unido y Irlanda del Norte, que fueron los primeros países en informar sobre el brote y actualmente tienen un aproximado de 114 contagiados, siguen España con 13 casos confirmados, Israel con 12, Estados Unidos con 9, Dinamarca: 6 casos, Irlanda con 5, Países Bajos con 4 al igual que Italia, Francia y Noruega han reportado apenas 2 casos cada uno, mientras que Rumania y Bélgica han detectado 1 caso en cada país. Sin embargo, el día de hoy otros dos países se sumaron a la lista pues Canadá y Japón también confirmaron la presencia del virus en sus regiones. En tierras asiáticas se ha informado de 1 caso, sin embargo, se espera que ese número pueda llegar a ser mayor, mientras que el gobierno canadiense no ha logrado confirmar el número exacto de niños contagiados.

La OMS advirtió que Omicron podría no ser la última variante

Los síntomas comunes

Los expertos de salud alrededor del mundo han llegado a la conclusión de que es posible que la enfermedad sea provocada por un adenovirus, causante de los resfriados comunes y que los confinamientos podrían haber debilitado la inmunidad de los niños, dejándolos más susceptibles al contagio. Según se informó en un reporte de la UKHSA (Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido) todavía se sigue investigando el virus ya que no queda muy clara la causa de los contagios, sin embargo, en un 75% de los casos confirmados se ha detectado la presencia de un adenovirus: “La información recopilada a través de nuestras investigaciones apunta cada vez más a que este aumento repentino de hepatitis infantil está relacionado a la infección con adenovirus”, explicó la doctora Meera Chand de la UKHSA en un comunicado.  Desde que fue detectado el primer caso en enero en Reino Unido, 10 niños han necesitado un trasplante de hígado y hace algunas semanas, la Organización Mundial de la Salud reportó la primera muerte a causa de la hepatitis aguda. Entre los principales signos que presentan los niños contagiados están: dolor abdominal, diarrea y vómitos, comezón en la piel, orina oscura, coloración amarillenta de los ojos y la piel, dolor articular y muscular, temperatura alta, pérdida de apetito y sentimiento de cansancio constante.